lunes, 5 de diciembre de 2011

Fecha nº19 vs Platense

GRAN VICTORIA EN VICENTE LOPEZ

 Nueva Chicago venció por primera vez en su historia a Platense en su cancha y lo hizo gracias a una contundencia casi perfecta que venia fallando los últimos partidos.
El calamar arrancó con todo y Chicago no se dejó aplastar. A los cinco minutos del comienzo ya se podía ver un partido áspero en donde Platense intentaba desbordar por su banda derecha pero Vinaccia y Banegas lo impedían con más garra que fútbol. Fue por eso que ya a los 13 minutos el “pájaro” fue sancionado con una amarilla.
El partido sin dudas estaba en manos del local, tocaba la pelota y tenía chances de gol como la de los 16 minutos que luego de un corner un defensor suyo la cabecea y pasa muy cerca, quizas esta jugada fue el click para el torito de Mataderos que rápidamente avisó con un cabezazo de Ariel Coronel a los 21 minutos y luego a los 29 un grave error de la defensa marrón con combinación de su arquero resistido por el público local provocaron que Carboni metiera un gol “caido del cielo”, uno de esos que solo un delantero  con hambre de gol puede convertir, ya que ni el más concentrado en el juego hubiese imaginado los errores defensivos que sucedieron, por suerte el “mono” esta encendido y supo aprovechar esto.
A partir de la conquista verdinegra la hinchada calamar le transmitió su disconformidad a su plantel y eso terminó de desesperar al equipo local que no encontraba darle la vuelta al partido y eso fue aprovechado por Chicago que volvía a llegar mediante un remate de Vinaccia a los 37 y luego cuando ya se moría el primer tiempo otra ves un error defensivo de Platense que no supo rechazar un lateral y la pelota cayó en manos de Julio Serrano que miro al arco y no dudó ni un minuto en pegarle y mandarla a guardar para la alegría del pueblo de Mataderos, dos a cero y a descansar.
La segunda etapa el equipo conducido por Nardozza puso todo lo que tenía, y ya a los cuatro minutos un cabezazo de Puertas se estrella en el travesaño de Drago, un aviso que Chicago no le dio importancia, porque a los 11, luego de un gran centro de Lucas Banegas, Leonardo Carboni impacta el balón con la cabeza y la manda al fondo del arco. Era un tres a cero y goleada en Vicente López.
Pero claro, como viene sucediendo en todos los partidos, faltaba la cuota de sufrimiento y esa la puso Abalos cuando a los 21 minutos colocó el descuento y la incertidumbre de que pasaría en los siguientes minutos. Lo pudo haber liquidado de contra Chicago, cuando Bochi, que había ingresado por Banegas, le envió un centro a Carboni, pero este la agarró muy abajo y la pelota se elevó por ensima del travesaño.
Luego de los cinco minutos adicionados de Stocklas el final llegó y la alegría se teñía de verde y negro. El equipo de Mario Franceschini logró una importantísima victoria para continuar en levantada y que no se escapen los equipos de arriba…