domingo, 23 de febrero de 2014

LA SEXTA AL HILO

Los once Toros
Nueva Chicago logró su sexta victoria consecutiva al derrotar en Mataderos a un fuerte UAI Urquiza que se metió audazmente en el fondo pero no pudo ante la magia de Christian Gómez que, de tiro libre, puso el 1 a 0 final para que el verdinegro siga en la punta y la gente festeje el gran labor que se está realizando dentro de la cancha.

Hoy no era un partido más, el verdinegro volvía a jugar un fin de semana en Mataderos luego de 98 días (NdeR: el último fue ante Temperley 0-0 16/11), y la actuación del verdinegro no desentonó. Ante 15 mil personas que alentaron todo el partido dio catedra a un Furgonero que vino con un objetivo claro desde el minuto 0, el puntito de visitante.

La pelota toca la red y estalla Mataderos.
En los primeros 45 la visita cumplió al pié de la letra y no permitió el avance del conjunto dirigido por Pablo Guede que con la pelota en el piso, intentó lastimar pero no logró, aunque en dos oportunidades Chicago tuvo la chance de sacar ventaja pero Isaac Acosta no la pudo mandar a guardar. Ya en el complemento, el panorama dio un giro absoluto debido a la aparición del 10, del diferente, que tras que le hagan una falta, tomó la pelota y no dudó en mandarla a guardar pese a la posición del tiro libre (cerca del área, pero en la línea lateral derecha). 
Explotaba la República de Mataderos
El 1 a 0 trajo algarabía en la tribuna y en el equipo, que pese al tempranero gol (fue a los 3 minutos), no se relajó y continuó con dientes apretados defendiendo cada pelota como si fuera la última. Con el correr del tiempo el Furgonero, fue al ataque pero Nueva Chicago, controló el juego los 90 minutos. Pelota al piso y hasta la hinchada se animó a gritar “Oooole” en cada pelota. Porque desde adentro del campo, eso es lo que se generaba, una seguridad, una tranquilidad, que fuera del verde césped fue ovacionada. Hubo un notorio cambio de actitud y eso llevó a que hoy en día el verdinegro coseche 18 puntos sobre 18. Algo que no se conseguía en Mataderos desde hace 62 años. Chicago está puntero y jugando de esta manera, será difícil bajar a un equipo que hace todo fácil, aunque no lo sea.