¿PUNTO DE PARTIDA?

El “Verde” recibió en Mataderos a Chacarita para disputar la tercera fecha del campeonato y el partido terminó igualado por 1 a 1. El gol del “Verdinegro” lo convirtió Facundo Castillón. Mientras que, para la visita, Aaron Barquett empató el resultado.

(Foto: Nahuel Ventura)


Chicago salió al terreno de juego con ganas de reivindicarse y, comparado al partido pasado contra Atlanta, es para destacar la actitud de los jugadores dirigidos por Rubén Forestello. Si bien el “Torito” dejó jugar al rival, supo a lo que jugaba y, cuando recuperaba la pelota en mitad de cancha, atacaba por las bandas, formando juego en asociación o cortando líneas. Así, el equipo de Mataderos tuvo varias aproximaciones al arco defendido por Federico Losas, pero la poca claridad a la hora de definir, le costó 2 puntos importantes.

Al comienzo del partido, el “Verdinegro” presionó la salida del “Tricolor” y pudo ponerse en ventaja tras un quite de Emiliano Tellechea, que abrió para Castillón, quien se acomodó y, de afuera del área, remató, pero la pelota se fue por encima del travesaño. Aunque el encuentro estaba parejo y controlaba la pelota el conjunto comandado por Cristian Aaldirico, el equipo de Mataderos se mostró bien parado y, con poca tenencia de balón, logró hacer más que el contrario.

Antes de los 20 minutos de juego, luego de un despeje de la defensa verdinegra, le quedó la pelota a Federico Mazur, quien dio un mal pase hacia atrás para Emanuel Trípodi y Facundo Castillón anticipó el pase, dominó el balón y burló al arquero, para poner a Chicago en ventaja. Más tarde Sebastián Matos tuvo la oportunidad de poner el 2 a 0, tras un pase de Tellechea al punto del penal, pero el delantero no logró acomodarse y la pelota se fue a centímetros del arco.

Por otro lado, el “Funebrero” atacaba por el sector de Rafael Barrios, quien no dejó jugar con profundidad a Rodrigo Insua. Asimismo, “Chaca” intentó entrar al área de Alan Minaglia, pero éste, como Jonathan Fleita, se mostraron seguros y respondieron correctamente. Sin embargo, a la media hora de juego, Luciano Nieto hizo la personal y, dejando en el camino a Alejandro Altuna y a Emiliano Tellechea, abrió la pelota para Insúa, que tiró un centro por lo bajo y, tras una desatención de la defensa verdinegra, le quedó la pelota, solo, a Barquett y empujó la pelota.

Para la segunda parte, el encuentro se apagó y no hubo muchas emociones. Sin embargo, Chicago creó un par de situaciones de riesgo en las cuales no fueron capaces de concretarlas. Asimismo, otro punto para destacar fueron los cambios que realizó el “Yagui” Forestello: tanto Agustín Verdugo como Alejandro Melo entraron bien al campo de juego y buscaron lastimar la muralla tricolor. 

De todos modos, antes de la entrada de estos jugadores, a los cinco minutos, Barrios metió un centro al área y José Luis Fernández llegó a meter el pie para desviar la trayectoria del balón y mandarla al fondo de la red, pero el arquero, rápido de reflejos, logró sacar la pelota. Más adelante, ya con Melo en cancha, Fernández dio un pase largo para el recién ingresado, que se acomodó y remató, pero el disparo fue intervenido por Insua.

Nueva Chicago mejoró un poco y permite creer que, a medida que vayan pasando las fechas, el equipo va a estar más afianzado en la hora de juego y los resultados podrían llegar a venir. Así lo cree Forestello, quien aseguró que “Chicago, al final del torneo, va a estar peleando arriba”.










AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO