domingo, 15 de abril de 2012

CHICAGO GANÓ Y NO AFLOJA...

Sale el equipo y saluda a los miles de socios presentes
Nueva Chicago venció en la tarde de ayer a Tristán Suarez con cuatro goles de autores diferentes, ellos fueron Lemos, Alfaro, Berón y C.Gómez, mientras que para el lechero convirtió, los empates parciales, Aquino en dos ocasiones.
El torito de Mataderos pudo festejar al 123 aniversario de su barrio a lo grande, ya que con una gran muestra de fútbol en algunos períodos del partido, logró vencer a un conjunto visitante muy endeble que cada ves que empató el encuentro, se refugiaba en ese resultado, por lo que casi nunca generó situaciones de gol.
Chicago sabía que este partido, como los restantes, era una final y debía ganarlo como sea, es por eso que rápidamente tomo el control del juego y ya a los ocho minutos se ponía arriba en el marcador. Córner ejecutado por Christian Gómez, flojo rechazo del arquero Cabral y Damián Lemos toma el rebote para reventar la pelota en la red.
Con este resultado, el verdinegro, siguió yendo para poder ampliar la ventaja y estar más tranquilo el resto del partido. Ésta pudo haber llegado luego de un desborde del kuky Berón que se deshace del arquero rival fácilmente, tira el centro atrás y un defensor visitante, en el intento de rechazarla, la envía dentro de su propio arco, los hinchas y los jugadores gritaron gol, pero el línea habia levantado la bandera, acusando de que la pelota había salido del campo cuando el 7 gambetea al guardameta.
Emi Lago, Juan Barreña y Jose Ramirez, los tres cat. 90
Esta jugada tal vez, despertó al equipo de Vivaldo que intentó ir con lo que podía y en la segunda llegada de riesgo, a los 39 minutos, una buena jugada colectiva, deja a Aquino solo con Monllor y remata sin problemas para poner el sorpresivo empate, que poco importó cuando a los 44, Chicago reacciona, y de la mano de Julio Serrano que le da un pase magistral a Berón, para que éste desborde tire el centro atrás y Alfaro, con su gran olfato goleador, de pecho la meta dentro de los tres palos, golazo.
De esta manera Chicago encaró el complemento un poco más tranquilo, pero esto duró poco, al igual que contra Comu, el equipo visitante marca un gol tempranero, esta vez fue a los tres minutos cuando Bazán Vera se la baja a su 10, que otra vez queda sólo ante Monllor y pone el partido en tablas nuevamente.
Todos festejan el cuarto gol de Gomito
Este cachetazo, provocó que Chicago saque lo mejor de sí, a partir de ese momento a los jugadores visitantes ya no se los notaba tan apurados cuando debían ir a buscar el balón, sin dudas el empate les asentaba bien y es por eso que retrocedió en el campo y le dejo el dominio de la pelota a nuestros jugadores, grave error, que por suerte pudo ser usado de buena manera por el torito.
A los 10, otra vez, Serrano lee la jugada antes que todos y le coloca una linda asistencia a Berón que vuelve a eludir al arquero como en el primer tiempo, pero esta vez el gol valió y desató el delirio en Mataderos, Chicago se ponía arriba por tercera vez y había que cuidar el resultado, es por eso que 15 minutos después ingresa Lucas Banegas en lugar del autor del tercer tanto, de esta manera se cambió el esquema y se pasó a atacar con uno solo.
C.Gómez junto a su hijo
Pero que en el ataque haya un solo delantero, no era significado de que el equipo conducido por Franceschini, no siga intentando engrosar el resultado. Se siguió intentando y recién a dos minutos del final tuvo su premio, el jugador que junto al “11”, aporto calidad en el juego, ganas y mucha garra, si Christian Gómez luego de una jugada preparada con Castagno (ingresó por Lago) la clavó en el ángulo izquierdo de un arquero que fue tan solo un espectador de lujo.
Chicago se ponía 4 a 2 y ya era irremontable para los de Ezeiza, final y alegría, Chicago volvía a la victoria luego de la caída ante Cole, ahora restan 6 finales más… ¡VAMOS CHICAGO!