domingo, 1 de abril de 2012

SI NO SE SUFRE... NO ES CHICAGO

Hoy por la tarde Nueva Chicago derrotó por 3 a 2 a un Comunicaciones que arrancó dormido pero golpeó en los momentos justos para hacer sufrir más de la cuenta a los hinchas verdinegros que, hasta los 27 minutos, estaban viendo un gran despliegue de su equipo con goleada incluida, pero con el correr de los minutos, algunos errores en la defensa y un gran envión anímico de parte de la visita hicieron que la diferencia se achique a un solo tanto y que el partido se haga interminable.
Tempranito, casi del vestuario, Chicago comenzaba a construir su victoria, ya que a los cuatro minutos luego de un tiro libre de Chrisitan Gómez, Cristian Alfaro conecta con el balón en el aire y anota el primer gol en su cuenta personal y hace que estalle la platea y la tribuna copada por los socios.
El gol “mañanero” desesperó al cartero que fue en busca de todo y eso posibilitó que Gomito encuentre espacios por doquier para ir de contra lo que provocó, que a los 15 otra vez el delantero central que tuvo esta tarde el torito (Carboni fue expulsado ante Italiano) haga el segundo tras tomar un rebote en el área que fue cazado por él, luego,el protagonista se dirigió al alambrado para festejar el gol ante la hincha, un buen gesto del “9”.
El República de Mataderos estaba de fiesta, una vez más, pero aún no había terminado todo, porque a los 26, Julio Serrano se hace de la pelota, levanta la mirada, ve al salteño, y le coloca una asistencia casi perfecta, para que convierta el tercer tanto picándosela al arquero con una categoría ejemplar.
La tranquilidad reinaba y eso tal vez provocó un relax en el verdinegro que lo pagó rápidamente luego de que Pablo Vacaria marcase el descuento a los 29 minutos.
Chicago tuvo dos oportunidades para liquidarlo, una fue desperdiciada por Berón que tras un mano a mano con el arquero visitante no supo como culminar con la jugada, y la otra fue de parte de C. Gómez que sólo delante del arco remato a “quemarropa” y la pelota salió desviada, pese a esto su nombre fue coreado por toda la hinchada. Luego de esto no mucho más sucedió en el primer tiempo.
El complemento el que golpeó temprano fue Comunicaciones que descontó a los 4 minutos y se ponía ahí, a tiro e iba en busca del empate.
Mario Franceschini sacó a Eduardo Berón y colocó a Juan Vinaccia para atacar con Alfaro y Gómez nada más y poder poner una linea de cuatro en el fondo y en el medio.
Y fue así como Chicago, bajo el corazón y la garra de Leandro Testa, que aguanto todo el partido y metió cuando se lo necesitaba, aguantó el partido y sufrió más de la cuenta para quedarse con los 3 puntos que pintaban para fácil, pero con el correr del tiempo se complicó.
Eso si, luego del pitazo final el alivio fue general y la alegría se adueño de la gente, Chicago volvía a la victoria y el sueño aún sigue latente… queda en usted querido lector, descifrar ese sueño… 


IMAGENES: