domingo, 6 de mayo de 2012

DEVOLUCIÓN DE GENTILEZA

Gol del kuky, todos corren a abrazarlo
En el torneo pasado Defensores de Belgrano consiguió un agónico empate sobre la hora dejándole una espina al torito difícil de superar. Esta tarde era la “revancha” y se pagó con la misma moneda, claro, la división de puntos esta vez fue mayor ya que Chicago con un gol de Eduardo Berón a los ’92 se trajo los 3 puntos a Mataderos.
Esta tarde, Nueva Chicago viajó hacia la Zona Norte de la Capital Federal para enfrentar a Defensores de Belgrano que no viene realizando una campaña aceptable, y además sus jugadores más importantes se encuentran lesionados. Por el lado de la visita era importante sumar de a tres para no perderle pisada a los de arriba, pero no la tenía fácil, Serrano transitaba su última fecha de suspensión al igual que Testa, quedando en cancha uno sólo de los tres referentes que hay en cancha, el señor Christian Gómez.
Con todos estos puntos asumidos en ambos equipos arrancó un partido que prometía mucho pero, con el correr de los minutos, se fue desinflando, a tal punto de convertirse en un encuentro aburrido donde ninguno de los dos tenía oportunidades netas de gol.
Pese a esto, el local era un poquito más, porque Chicago no encontraba el rumbo. Al igual que en los dos partidos anteriores, la falta de la dupla “Serrano-Gómez”, se hacia notar a la hora de tener la pelota bajo la suela y el equipo de Mario Franceschini lo sufría ya que con Alfaro en soledad adelante, se complicaba ser punzante cuando se atacaba al rival.
El rojinegro usó mucho las bandas para lastimar, pero tan sólo dos veces llegó con peligrosidad, una, haciendo revolcar a Daniel Monllor para que pueda desviar al córner y la otra definiendo sobre el sector derecho en dónde el jugador local quiso reventarle el arco a nuestro guardameta pero lo único que hizo fue rematar directo hacia el cuerpo del 1 que sin moverse logró sacarla al córner.
Hasta ese entonces ninguna emoción más, es por eso que ahora pasaremos a comentar el complemento, en donde Nueva Chicago arrancó los primeros minutos con entusiasmo, buscando oportunidades para batir a Griffo, pero esos momentos en dónde “estaba para ganarlo” se perdían con el correr de los minutos, ya que el equipo local, empujado por la gente, iba como sea para adelante, y fue así como tuvo las mejores ocasiones de gol que, por suerte, no supo aprovechar, como el mano a mano que desperdició Nadal, estando solo ante Monllor en donde el volante del dragón la tiró fuera del campo.
Era hora de cambios y Franceschini optó sacar a Bochi por Berón, ocupando la mitad de campo Scifo. Junto con esta sustitución, vino la salida de Coronel por Escudero y más tarde ingresó Carboni por Alfaro.
Estas variantes le dieron aire al equipo, pero no le dieron dinámica, los pases seguían imprecisos a la hora de atacar y el fondo se complicaba con cada ataque del local.
Amarilla para Cáceres que llegó a la 5ta amarilla
Ya finalizando el encuentro, cuando algunos plateistas de la parcialidad local dejaban el estadio pensando que estaba todo definido, sucedió lo impensado, pelotazo de Scifo que pega en un defensa rojinegro, haciendo que la pelota se eleve y caiga en el corazón del área, lugar en donde se encontraba Berón, que solo ante el arquero rival, definió fríamente pensando que se encontraba en offside, pero al ver a los árbitros que marcaban el gol, la locura del kuky se desató, al igual que la del equipo, porque en el minuto 92, el verdinegro logró encontrarse con una victoria impensada segundos antes, y además pudo devolver la gentileza del encuentro anterior, nada más que esta vez el premio fue el más importante, los tres puntos.
El próximo encuentro será frente a Platense (viernes o lunes) y no podrán estar Coronel y Cáceres que llegaron a la 10ma y 5ta amarilla respectivamente, mientras que volverán Testa y Serrano que cumplieron sus fechas de suspención.