martes, 29 de mayo de 2012

LA TRIPLE “I”... IMPECABLE, INMENSO E ILUSIONADOS

Los 11 guerreros en un estadio colmado pese al día
Ante semejante exhibición es imposible no caer en el pensamiento, “hoy se cumplió la triple G, ganó, goleó y gustó”, es por eso que pensamos en otra letra del abecedario para poder comentar lo que sucedió hoy en el República de Mataderos, y sin dudas la I es una de las que más rápido se nos vino a la cabeza…
“I”mpecable, porque Chicago en todo momento fue más que su rival, no se conformó con el 0 a 0 que lo depositaba en la semifinal, sino que quiso ir por más para estar tranquilos y no tener que sufrir, como muchas veces a sucedido en nuestros 100 años de historia, y valla si lo pudo lograr, “i”nmenso porque el visitante no era un escollo accesible, venía en levantada y estaba decidido a plantearle un partido de ida y vuelta al conjunto de Mario Sebastián Franceschini, pero pese a esto el torito lo durmió y no lo dejó participar de esta obra maestra, e “i”lusionados porque el verdinegro superó una fase muy complicada de una manera sencilla, a puro fútbol, garra y corazón, un cóctel que cuando se utiliza en Chicago es imposible de presentarle batalla, sino pregúntenle a Morón, a este mismo Los Andes, y a tantos otros que sufrieron de estos “lujos” que tiene el toro en su plantel.
La pelota logró entrar en su totalidad
Pero para que este final se dé, hubo un trayecto que recorrer, y eso el conjunto local lo hizo a la perfección. Desde el arranque Chicago comenzó a jugar a su modo, pese a pasar algunos sobresaltos, insistió y recién a los 31 minutos tuvo su recompensa (podría haber sido antes pero falló C.Gómez) luego de un córner que intentaron despejar los defensores visitantes, pero lo único que hicieron fue darle un pase gol a Samuel Cáceres que de cabeza puso el 1 a 0 pese al gran esfuerzo del arquero por intentar sacarla.
Con este resultado, injusto por dónde se lo mire, ambos equipos se fueron al descanso. Ya en el complemento el “torazo” siguió con la suya y decidió liquidarlo, porque para eso estaba el partido, ya que el conjunto dirigido por Casini no tenía respuesta y no sabía como contrarrestar el juego local.
Festejo particular de Carboni
Es por eso que la “justicia” en el resultado comenzó a gestarse a los 51 minutos cuando Christian Gómez cambia un penal que le realizaron a Carboni, por gol. Desde ese entonces, pese a que algunos “cabuleros” no querían confirmarlo, el partido estaba liquidado. El “toro” Carboni pudo ampliar la ventaja a los 72 cuando un nuevo penal, con doble amarrilla para Vega del rojiblanco, llegó a Mataderos… (Increíble situación ya que a Chicago en todo el torneo le habían dado tan sólo un tiro desde los 12 pasos) Lamentablemente esa oportunidad no se pudo aprovechar, ya que el remate pegó en el travesaño. Luego de esta situación Leo tuvo revancha pero otra vez el palo le dijo que no, hoy no era su tarde y cualquier delantero hubiese desistido, pero no fue su caso, ya que a los 88 para cerrar la gran jornada de este equipo, al fin pudo convertir, luego de una jugada de “baby” en dónde Serrano envía un centro perfecto a la cabeza de Petrovelli que la peina para Carboni que lanza un misil al ángulo derecho del vencido arquero, 3 a 0, y final, fiesta en Mataderos, el local superó a un rival difícil y de a poco, está más cerca de su objetivo, el ascenso. Falta, pero como no “i”lucionarse, con este “i”mpecable e “i”nmenso equipo… VAMOS CHICAGO! 

¿Como sigue esto?
Nueva Chicago deberá esperar al encuentro que disputen mañana Estudiantes (B.A) vs Comunicaciones, para saber su próximo rival. Ya que una victoria de Comu, provocaría que el torito enfrente a Acassuso por ser el mejor posicionado de la tabla (hoy perdió Colegiales ante Ssuso), mientras que si gana el pincha de Caseros, el rival del verdinegro, será el ganador de Brown de Adrogué vs Platense.
Los que está confirmado es que las semifinales (ida y vuelta) se jugarán este y el siguiente fin de semana. Juegue con quien juege, el conjunto de Franceschini tendrá ventaja deportiva y la vuelta la jugará en Mataderos...