viernes, 18 de mayo de 2012

POLIDEPORTIVO – EN SILENCIO AVANZA

La estructura a punto de ser colocada nuevamente
 El Polideportivo, para muchos, es un lugar de paso, donde se acude mes por mes para pagar esa cuota que te hace sentir parte de la institución, para otros tantos, este lugar ubicado en Lisandro de la Torre y Directorio, es mucho más, es un punto de reunión con amigos para comer un asado, hablar y divertirse, o para desarrollar una actividad como hockey, futsal, baby, natación etc, o también porque no, para vivir junto a otros chicos en la pensión…
Pero esto no sería posible si no habría alguien que se encargue del mantenimiento del establecimiento, es por eso que recurrimos a Gustavo Correa para que nos comente a nosotros y a nuestros lectores, que trabajos se realizan día a día,
Primero arrancamos con lo más grande, que es la pileta. Ese lugar fue devastado por la tormenta que sacudió el barrio, ese fatídico 14 de abril, y parecía imposible su reconstrucción para este invierno…
Los nuevos faroles
Pero ese parecer fue en vano, esta semana (del 14/5 al 18/5) se estuvieron colocando las estructuras caídas y rotas, nuevamente en su lugar para que, si dios quiere, el martes 22 de mayo, el natatorio vuelva a ser lo que era hace un mes y medio atrás, un lujo. Es por eso que si se sigue a estos pasos, el socio va a poder aprovechar la pileta climatizada muy pronto.
Otra de las cosas que se están realizando, son los nuevos postes de luz. “El Polideportivo de noche era una boca de lobo, acá donde entrenan las chicas de hockey no se veía nada” nos comentaba Gustavo mientras nos mostraba los nuevos faroles que se colocaron, que permiten iluminar casi todo el trayecto que tienen las jugadoras y los padres para ir hacia la cancha número 3.
Pero esto no es todo, el trabajo de Correa contagia y es por eso que también mientras caminas por el recinto, ves a otras personas realizando diversas tareas, hoy por ejemplo nos cruzamos con las chicas de hockey que aprovecharon la “tarde-noche” para pintar, de verde y negro, los asientos de cemento que están ubicados en la cancha nº1, donde mayormente entrenan y juegan los chicos de las inferiores.
Las chicas pintan los asientos
Los baños femeninos también fueron arreglados, se modificaron los azulejos y se cambiaron canillas entre otras cosas, aunque el trabajo en ese sector no esta terminado, ya que la idea también es cambiar el piso que, por diversas perdidas, tiene manchas irreparables.
Los objetivos de Gustavo son claros. Aún queda mucho por hacer y es conciente de eso, “Todavía tenemos que poner varios faroles en estos sectores (señala el espacio que hay entre la cancha nº 1 y la nº 2), también queremos arreglar el sector de las parrillas para que en verano la gente puede acercarse a comer un asado de noche” agrega.
Los materiales, en su mayoría, están, las ganas de trabajar también, es por eso que el Polideportivo avanza en silencio…