sábado, 30 de junio de 2012

SENTIMIENTO NACIONAL

Hoy Chicago, el torazo de Mataderos, volvió a su mística, que solo los que llevan al verdinegro en la sangre podrán entender, ya que se basa en el sufrimiento no apto para cardíacos.

El equipo comandado por Mario Franceschini, tenía el partido controlado y más aún cuando quebró el marcador de contra con un gol de Leonardo Carboni. Los presentes pensaban que estaba todo dado, Chicago volvía y cómodamente, pero se equivocaron, no fue así, tan cómodamente, como estaba planeado. Resulta que el funebrero, obligado por su gente, fue en busca del milagro, y casi se le dá, ya que a los 88 marcó el descuento, pero aún faltaba un tanto más si quería mantener la categoría y se pudo dar, pero se olvidaron que enfrente estaba el verdinegro, que no llegó gratis a esta chance única, sino que la peleó desde bien abajo, con miles de problemas en el medio, se ve que la parcialidad y los jugadores locales olvidaron de eso y el penal lo festejaron como un gol. Luego de semejante festejo había que meterla y fue ahí donde Monllor se hizo gigante y, seguramente, atrapó la pelota más importante del partido.


En lo que respecta al partido más no podemos decir, Chicago aguantó y salió de contra, mientras que Chacarita desesperado no fue contundente y lo pagó caro.


Al volver a Mataderos los jugadores pasearon por el barrio y pasaron por el histórico punto de encuentro, testigo de varias alegrías, que es Murguiondo y Alberdi, en dónde festejaron con miles de almas que le agradecieron por dejar la vida dentro de la cancha, los más coreados fueron Damián Lemos bajo el lema “Ohh Lemos no se va”, luego Monllor, “Olé, olé oléee Monllor, Monllor” y por último Christian Gómez que fue ovacionado con el tema “Miren, miren que locura, miren miren que emoción, ese es el famoso Christian Gómez que vino a Chicago para ser campeón.”


En cuanto a lo emotivo, podemos hablarles miles de líneas sin cansarnos, pero trataremos de ser cortos y concisos.



En cuanto al plantel, no hay mucho que decir, desde Christian Gómez hasta el jugador más juvenil de este equipo, tiraron para adelante constantemente, en las situaciones más críticas de nuestra institución, ellos sacaron pecho y fueron para adelante, desde los entrenamientos en el Parque Avellaneda, hasta los partidos fuera de casa y sin público, nada importó, el objetivo era ascender y hoy todo Chicago, todo Mataderos y alrededores, puede gritar CHICAGO ES NACIONAL, porque tiene un grupo de verdaderos hombres, que hasta en las más difíciles sale adelante. El encuentro de hoy era una prueba de fuego, todo estaba en contra ya que a Chaca se le había devuelto la localía y, encima, se le iba a permitir el ingreso de público, poco les importó a estos “mal educados” que desde la previa estaban convencidos de que en San Martín iban a dar la vuelta. Y finalmente, luego de 4 años nefastos en dónde las ilusiones del ascenso se quedaban en el camino, después de estos días llenos de pesadillas, la luz vuelve a nacer, ahora Chicago es del Nacional B, y se volverá a codear con equipos, un poco más acordes a su historia.



Por todo esto y por la humildad de cada uno de ellos desde Mundo Chicago les agradecemos ETERNAMENTE, hoy estos jugadores escribieron historia en nuestra institución D.Monllor; R.Drago; F.Lanzillota; E.Lago; M.Caballero; D.Arias; S.Cáceres; L.Testa; G.Randazzo; L.Banegas; J.Barreña; I.Vera; A.Coronel; M.Brizuela; M.Escudero; J,Ramirez; G.Gardeano; J.Serrano;E.Chao Monzón; F.Benitez; R.Bochi; D.Castagno; J.Enriquez; D.Lemos; E.Patti; M.Peyran; A.Scifo; C.Gómez; E.Tus; J.Vinaccia; C.Alfaro; E.Berón; L.Carboni; E.Petrovelli; J.Perez.


Muchas GRACIAS JUGADORES, GRACIAS POR SALIR CAMPEONES!