lunes, 4 de junio de 2012

UN CABALLERO EN EL JUEGO Y LA DIRECCIÓN TÉCNICA

Martín junto a los chicos del baby
  Martín Caballero es uruguayo de nacimiento, pero por asuntos familiares, se alojó desde pequeño en Argentina, más precisamente en la zona de Tablada. Gracias a esa cercanía, su vida paso por nuestra institución, desde pequeño en esas canchas de fútbol 5, para más tarde dar el salto a las inferiores y por último jugar en la primera división. Ahora, con casi 21 años (cumple el 13 de junio), dedica su tiempo libre para entrenar, junto a su ex técnico de baby, Luis, a los chicos de la categoría 2003 y 2006.
Este sábado la actividad que se desarrolla en el gimnasio del club, vivió una de sus tantas jornadas a puro fútbol, pero en esta fecha hubo un condimento especial. Martin Caballero, jugador del plantel profesional, debutó como técnico de la categoría 2003.
El jóven carrilero por izquierda, ama trabajar con chicos de esa edad, y al no realizar ninguna actividad por la tarde (el plantel de fútbol entrena casi siempre por la mañana), decidió encarar este nuevo desafío, “Desde chico jugaba en el baby de Chicago, siempre cuando terminaba de entrenar pasaba por ahí a saludar a mi ex técnico Luis”, nos comentaba.
Carnet de DT listo para ser utilizado
Obviamente que no esta sólo en esto, Saúl y Luis Lattesa (experimentados DTS en el baby de Chicago) lo acompañan y le dan consejos, al igual que su amigo Franco Benitez, otro de los chicos que debutó ante Sarmiento y desempeña la misma tarea en Budge.
Los chicos al comienzo no sabían quien era Martín, pero al verlo debutar en la primera, se pusieron muy contentos y lo felicitaban, “Cuando debuté ellos mucho no entendían, imaginate tengo a la 2006 que tienen seis años, los que más comprendían eran los de la 2003, que tienen nueve, igualmente cuando me pelaron, me preguntaron ya que no sabían que era el bautismo de primera” nos agregó el carrilero izquierdo.
Su debut en primera
Sus objetivos son claros y concisos, “Deseo aprender a manejarme con los chicos, me gusta enseñarles y que ellos me enseñen a mí, en lo personal, me llena mucho estar con ellos”.
Aunque esto no es todo, entrenar por la mañana, enseñar por la tarde, no es suficiente para “el uru” que va por más, quiere seguir la carrera de quinesiología en la UNLaM, “Me tengo que ir a anotar en la universidad, ya que es algo que tengo pendiente conmigo mismo. En un momento hice un año de profesorado pero deje, iba a retomar pero unos problemas personales me lo impidieron, ahora que esta todo más tranquilo, tengo la esperanza de retomar” sentenció el joven jugador categoría ’91.