domingo, 3 de febrero de 2013

DURISIMA DERROTA

 Ayer Nueva Chicago sufrió una dura derrota en Mataderos, ante Ferrocarril Oeste, y de esta manera no logró salir del fondo de la tabla de los promedios, que fecha tras fecha acecha cada ves más a nuestro torito.
Primer partido por el torneo en este año, y las ilusiones se renovaban. Enfrente se encontraba Ferro, un equipo que viene en levantada y lo demostró en Mataderos.
Desde el arranque Monllor debió lucirse tras que un delantero verdeolaga quede mano a mano con el uno verdinegro, fue el primer aviso para los dirigidos por Bernuncio, que minutos más tarde volvió a provocar un error defensivo y Leonardo Fernandez no perdonó y abrió el marcador en la cálida tarde. El gol de los de Caballito golpeó duro dentro y fuera de la cancha, y fue ahí dónde los jugadores locales, ante la presión, reaccionaron y fueron en busca del partido. Petrovelli, lo tuvo mano a mano, pero no logró concretar, aunque luego tendría revancha y a los 37, de cabeza, coloca el empate parcial, y trajo un poco de alivio e ilusión.
Ilusión que se acrecentó dos minutos después del empate, tras el penal que le cometió el arquero Carranza a Ezequiel Petrovelli, y que Julio Serrano, en su partido 250, transformó en gol y en la victoria parcial para Chicago.
El juego, no era el mejor, ni el que puede dar este plantel, pero la actitud había cambiado, y con este 2 a 1 a favor se terminó la primer etapa.
La gente siempre está
Pero en el complemento todo se derrumbó, ya que a los 3 minutos, llueve un centro en el área verdinegra y nuevamente, por esa vía nos convierten un gol, era el dos a dos y Desvaux el autor.
Las dudas en el fondo, y la poca precisión en el mediocampo ocasionaban que la pelota nunca le llegue redonda a los delanteros, Petro y Becerra, aunque el primer nombrado, se las rebuscó y el travesaño le impidió marcar el segundo gol en su cuenta personal y el tercero para el torito, el rebote le quedó a Mosca, pero no logró dominar el balón y fue rápidamente acechado por los defensas visitantes.
Parecía ser que la picardía y el ingenio de Petrovelli, más algún pase fino de Serrano sería la única salvación, ya que el DT local no arriesgó y los cambios que realizó fueron de puesto por puesto (Caballero por Mosca a los 65 y Scifo por Farias a los 70), pero claro aún quedaba un cambio más, que fue utilizado cuando Chicago ya se encontraba en desventaja, tras una rápida contra de Ferro que Capellino (delantero que había ingresado hacía seis minutos) cambió por gol y por la victoria del verdiblanco.
En ese momento ingresó Ábalos por Banegas, pero ya nada se pudo hacer, los minutos se consumieron y la derrota concluyó, las lágrimas en el rostro de Damián Lemos al retirarse de la cancha lo decían todo...
Final y desazón en Mataderos
El objetivo de permanecer en la categoría, obviamente, no está perdido, resta una rueda en dónde ya no queda margen de error. Sin dudas hay muchas cosas que corregir, y habrá que sentarse para replantear los errores cometidos fecha tras fecha. El camino al Nacional costó cuatro años, y esta Temporada será la única que verá descender dos equipos (a partir de la que viene serán cuatro), no hay que desaprovechar la oportunidad… VAMOS CHICAGO!



RESUMEN DEL PARTIDO