domingo, 17 de marzo de 2013

GANÓ CHICAGO, Y ES NOTICIA


Tras largas y penosas fechas, diez para ser más precisos, el torito volvió a reencontrarse con la victoria y de esta manera sumó sus primeros tres puntos en el 2013. La víctima fue Deportivo Merlo, que no sacó provecho de volver a ser local en su estadio y jugó un pobrísimo partido y cada vez está más comprometido con el descenso. Sin dudas Chicago ganó un partido clave, de esos que en la previa valen “seis puntos”.
El verdinegro visitó esta mañana, en un horario atípico, al charro en Parque San Martin, una cancha chica en dónde el local sacó provecho desde el comienzo, jugando al pelotazo. A Chicago le costó acomodarse, y en los primeros minutos quién dominaba el juego era Merlo, que iba al ataque por inercia pero sin ideas, a puro pelotazo para sus delanteros, que poco podían hacer ante la defensa visitante que se mostró muy firme en este partido.
De a poco en el torito comenzó a nacer una asociación que ilusiona a todos, Gómez tenía la pelota y Peyrán, atrevido como pocos, generaba los espacios. De esta manera, y con la pelota en la suela los dirigidos por René Kloker comenzaron a dominar el juego y a atacar por las bandas, tanto la derecha con Scifo, como la izquierda con Caballero. Así, Chicago obtuvo las más peligrosas del primer tiempo, y con muy poco, podía haberse ido tranquilo al descanso, pero dos buenas tapadas del arquero Giordano impidieron que el juvenil debutante, Aguirre, abra el marcador.
Ya en el complemento el trámite pasó por ganar el mediocampo, se transformó en un partido trabado, en dónde ambos equipos pusieron hasta lo que no tenían por ganar cada pelota. El charro siguió fiel a su estilo e intentó inquietar a Monllor, tras centros, pero los cuatro del fondo, Testa, Lago, Sainz y Banegas, hoy tuvieron una buena actuación, y fue muy fina, impidiendo de esta manera el avance del local.
A Chicago sólo le faltaba el último toque, es por eso que el DT puso en cancha a Becerra por Aguirre y luego a Ábalos por Peyran.
El partido llegaba a su fin y la gente comenzaba a impacientarse, Merlo debía ganar en su casa y fue con todo al ataque, descuidando su valla, y en una desatención de su defensa, Martín Caballero logra quebrar la línea del fondo de Merlo, recibe un gran pase de Gomito y se la da limpia a Becerra, para que sólo ante el arquero defina de primera arriba, imposible para Giordano.
Y fue así como, con muy poco, un equipo ORDENADO, en todas sus líneas, sin desesperarse ante la imposibilidad de marcar, logró llevarse tres puntos importantísimos para poder trabajar en la semana, con otra mentalidad. Ojala sea el comienzo de una remontada histórica, hoy se demostró que se puede… VAMOS CHICAGO!