sábado, 12 de abril de 2014

VIENTO EN POPA

Gomito festeja su gol, lo acompaña Barbona
 Bajo fuertes ráfagas de viento, Nueva Chicago continúa con su racha positiva, arrasó hoy al mediodía a Villa Dálmine y con goles de Christian Gómez y Agustín Farías, sigue firme en la punta del campeonato.
Primer tiempo atípico se vivió en Mataderos. Los fuertes vientos provenientes del Oeste jugaron su partido y complicó más de la cuenta a un verdinegro que tenía viento en contra y a la hora de colocar centros en el área visitante, o de rechazar en el fondo, la pelota tomaba el rumbo que se le antojaba. Además, los dirigidos por Rondina buscaban tapar la salida por debajo de Chicago, lo que complicó aún más el funcionamiento de los once toros de Pablo Guede.
Tijera y GOL de Christian
Con todas esas contras, el torito no se relajó, sino que siguió luchando contra viento y marea para generar situaciones de gol. Pudo haberse puesto en ventaja pero Agustín Gómez en varias ocasiones defendió bien su arco y dejó su valla invicta en los primeros 45 minutos.
Ya en el complemento, el conjunto violeta desapareció del campo de juego. El medio campo fue todo verdinegro y de la mano de Farías, Francou, Barbona, Gomito y Scifo, Chicago profundizaba en ataque y daban aviso de lo que se venía. Porque a los 55 minutos, Mataderos explotó, el 10, el diferente que tiene este equipo tomó un rebote y de tijera, no dudó en sacar un potente remate desde el aire y que, tras rebotar en un defensor visitante, se metió besado en el poste derecho del arco de Agustín Gómez.
Farías ya la metió y corre a festejarlo con la platea
A partir de ese momento, los comandados por Guede se hicieron dueños del encuentro, le arrebataron la pelota al conjunto de Campana y a puro toque, encontró su manera de jugar, esa que le sienta bien y que deja las palmas, de las miles de almas que copan el República de Mataderos, bien rojas de tanto aplauso.
Pero no era todo, aún quedaba un repertorio más y el encargado de estallar las gargantas afónicas de las tribunas fue Agustín Farías que tras un pase del eterno Gómez, fundió el arco visitante y festejó con toda su gente el 2 a 0 que liquidaba el partido a los 72 minutos.
A partir de ahí, todo lo que sucedió en el encuentro, sobró. Chicago supo defender su ventaja y no pasó sobresaltos, sólo sirvió para seguir luciéndose y para que la gente se maraville cada vez más de este equipo que, pase lo que pase de aca al final del toreno, quedará en la historia como uno de los más vistosos de la Argentina.
Final y festejo, tanto afuera como adentro de la cancha
Tras adicionar un minuto más, Gonzalo López Aldazabal marcó el final del encuentro y la alegría en forma de canto que bajaba de la hinchada se trasladó al campo de juego para que fundidos en un fuerte abrazo, los jugadores canten “señores dejo todo, me voy a ver al verde, porque los jugadores, me van a demostrar… que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro, como lo llevo yo…”. Final y tres puntos vitales que lo depositan a 7 puntos de un Atlanta que deberá jugar mañana ante Estudiantes de Caceros. VAMOS CHICAGO!!


IMÁGENES DEL PARTIDO