jueves, 1 de mayo de 2014

CON PACIENCIA, CHICAGO SE ACERCA AL OBJETIVO

Melo lucha ante Figueroa
  Nueva Chicago recuperó el buen juego, pero no pudo quebrar el cero ante Barracas Central y se trajo del Chiqui Tapia, un punto que le permite quedar a ocho del nuevo escolta, Temperley, que ganó ayer por la noche a Morón y superó a Atlanta por una unidad.
La lluvia había impedido disputar gran parte de la 32º fecha de la B Metro, y entre esos partidos estaba el de Barracas Central – Nueva Chicago, que se disputó ayer por la tarde arrojando un 0-0 inmerecido para la visita ya que contó con innumerables oportunidades de abrir el marcador, pero tanto Elías Gomez como la mala puntería, jugaron una mala pasada para el verdinegro que se llevó de Barracas un punto que suma para seguir con el objetivo bien cerca.
En una cancha que en los últimos tiempos a sido hostil, Chicago fue y se plantó ante un Barracas que aguantó los 90 minutos y buscó de contra lastimar al arco defendido por Nicolás Tauber.
Gomito se lamenta uno de sus remates que pasaron cerca
En la primera etapa, el equipo de Pablo Guede, volvió a encontrar espacios y con Gomito, Barbona y Scifo a la cabeza, armaban desde abajo una red de pases para luego llegar al fondo con Sainz, o Melo y que éstos desborden y centren en busca de Montenegro. Los espacios eran reducidos y fue ahí dónde el referente y reciente padre de Valentino, Christian Gómez, comenzó a rematar desde afuera del área en varias ocasiones, paralizando los corazones de los presentes, debido a la cercanía de la pelota con el arco.
El local tuvo una oportunidad de abrir el marcador, tras un error a la salida de la defensa verdinegra, pero Tauber actúo bien, aunque tuvo un duro golpe con Figueroa que casi lo deja out del resto del partido.
En el complemento, la posesión del balón fue toda de Chicago que encerraba al conjunto rojiblanco en su área tratando de defender su arco lo mejor posible. Fattori jugó a la par de Gómez y Bochi era la salida constante del fondo, para que el juvenil tome la pelota y encare hacia el ataque buscando huecos por las bandas para poder quebrar la férrea defensa barranqueña.
Final en Barracas 0-0
Isaac Acosta ingresó por Montenegro y contó con una de las más claras de todo el encuentro, pero el uno local se lució y bajó la persiana.
Lupani marcó el final y Chicago se trajo un punto que lo deja bien parado para lo que resta. Ocho puntos sobre el segundo con quince a jugar, era impensado a mitad de Campeonato. Este es el camino, VAMOS VERDE!