martes, 26 de agosto de 2014

GOLPE BAJO

Nueva Chicago no le encontró la vuelta y cayó en su visita a Colón de Santa Fe 3 a 0. El sabalero golpeó de arranque con un gol de Alario y desde ese entonces no descuidó su marcador.

Con el pie izquierdo, así comenzó Chicago su estadía en Santa Fe. Desde los siete minutos ya poseía en su once a Damián Lemos, el volante centra de contención, con una amarilla que lo condicionó el resto del encuentro. El gol tempranero del rojinegro fue otro condimento para que todo lo planeado por Omar Labruna en la previa se derrumbe en escasos segundos. Gomito nunca se sintió cómodo y busco en el Mudo Ruiz al socio para armar el ataque. El volante por izquierda intentó desequilibrar en el primer tiempo pero no contó con la puntería necesaria.
Ya en el complemento, otra distracción provocó que el local vuelva sacar ventaja a Colón. El dos a cero a favor golpeó en lo más profundo del verdinegro. Labruna puso todo al asador con Matos, Maidana y Melo por Gomito, Lemos y Galarza. La desesperación, por descontar provocó que el verdinegro se lanze al ataque y descuide el fondo. Los minutos pasaron y la lluvia de centros al arco defendido por Brum, no tuvieron efecto, menos aún cuando un error de De La Fuente que no logró rechazar con certeza, hizo que el Sabalero liquide el encuentro. Tres a cero y a otra cosa.
Esta tercera fecha servirá a futuro para pensar en que no se debe hacer en lo que resta del campeonato. Un mal partido y nada más. Aún hay camino por recorrer...