sábado, 30 de agosto de 2014

MALDITA MI SUERTE


 Nueva Chicago sufrió hoy por la tarde un duro golpe al caer en Mataderos 1 a 0 con Argentinos Juniors. El verdinegro mejoró la imagen que había dejado en Santa Fe, pero los palos impidieron ponerse en ventaja, situación contraria la del bicho de La Paternal que de contra vacunó a Alejandro Sanchez tras un testazo de Gonzalo Castillejos.

Chicago quería levantarse tras el cachetazo en Santa Fe, y Omar Labruna dispuso de tres cambios para enfrentar al conjunto de Borghi. A la cancha el “oso” Sanchez, Adrián Maidana y Alejandro Melo por Nicolás Tauber, Marcos Galarza y Damián Lemos.
Alvarez remata y Sanchez se tira en busca de la pelota
Con estas modificaciones Alejandro Gagliardi pasó a jugar de cuatro para darle espacio a Melo en ataque, pero el ex Unión de Santa Fe nunca se sintió cómodo y tras un mal rechazo cometió, a los seis minutos, un penal que Silvio Trucco no dudó en cobrar. Cristian Alvarez fue el encargado en ejecutarlo, pero una buena reacción del debutante Sanchez, que tapó y luego atrapó en la segunda jugada, le impidió a la visita comenzar ganando de arranque.
Tras el penal, el verdinegro tomó las riendas, e impulsado por su gente, fue en busca del partido. Melo tuvo en sus pies la más clara del primer tiempo para los locales. Un pase por arriba de De La Fuente, dejó habilitado al juvenil que metió un derechazo potente pero Adrián Gabarini, a puro reflejo, pudo desviar al corner. Mendoza también tuvo la suya, pero la pelota se fue besando el palo del guardameta visitante. De Argentinos, poco y nada.
Mucha gente en Mataderos
Ya en el complemento, los de Labruna buscaron los espacios por los costados con el Mudo Ruiz por izquierda, y en menor medida con Melo por derecha. Pero Borghi ganó la pulseada a la hora de realizar los cambios y metió en cancha a Gonzalo Castillejos que ingresó por Diego Rivero y el delantero no perdonó. En la única que tuvo en la tarde, capturó el centro enviado por Cristian Alvarez y la clavó en el ángulo inferior izquierdo de Sanchez, que pese a estirarse no pudo salvar su arco.
Ruiz generó las mejores ocaciones pero
los palos dijeron que no
Con el resultado desfavorable y ya sin Christian Gómez en cancha, Chicago depositó sus esperanzas en el Pablo Ruiz que fue el conductor del equipo. Justamente el volante por izquierda el protagonista de las dos jugadas de riesgo más importantes para el verdinegro, pero el travesaño le impidió, en ambas ocasiones quebrar el cero. Escudero también tuvo la propia pero la pelota se fue centímetros afuera.
Los minutos se esfumaron y Chicago pudo, pero no supo, empatarlo. El miércoles a las 21.30 tendrá una parada brava en San Juan ante San Martín y habrá que corregir los desacordes en la defensa que ya de por sí, no tendrá a Mauricio Arias en sus filas ya que el chileno sufrió un desgarro. Esto es largo y no esta muerto quién pelea… ¡DALE VERDE QUE NO HA PASADO NADA!


FOTOS
 10576910_668216529940835_2741057617875120190_n