sábado, 1 de noviembre de 2014

CHRISTIAN GOLEZ


Todos abrazan al 10 tras el gol
 Con un Gomito encendido, autor del primero y creador del segundo gol, Nueva Chicago  venció esta tarde en Mataderos, dos a cero a San Martín de San Juan que llegó a Buenos Aires como único líder del certamen, pero con la derrota consumada debió compartirle el puesto al torito.
La volea dió en el ángulo perfecto y se metió
para que todo Mataderos estalle
Partido bisagra si los hay. El conjunto dirigido por Omar Labruna tenía una dura parada en su casa y la superó sin inconvenientes. El equipo sanjuanino arrancó metido y fue en busca de la victoria, pero con el correr de los minutos el protagonismo de la visita se fue apagando, mientras que el local, con Gómez como guía, tomó la posta y puso el ritmo que quería, siendo fuerte en el fondo y luego pasando al ataque con mucha velocidad de la mano de los pibes, Fattori y Barbona. Con estos condimentos el gol no tardó en llegar y a los 15 minutos, nuestro mago sacó de la galera una obra de arte… Christian Gómez ejecutó un tiro libre que pegó en la barrera pero al quedarle el rebote, realizó una volea desde afuera del área y la clavó en el ángulo inferior derecho defendido por Ardente que quedó sorprendido por el remate y no tuvo reacción, golazo.
El uno a cero a favor le dio tranquilidad al verdinegro, vestido de blanco en esta ocasión, y manejó el partido a su antojo. Caceres y Escudero ganaron todos sus duelos e imposibilitaron que Della Costa y Figueroa se sientan cómodos y queden solos frente a Sanchez. Damián Lemos volvió a tener un excelente despliegue y seguramente los volantes visitantes, como Bustos o Quiroga, soñarán con él esta noche.
Los once toros que salieron a la cancha
El torito pudo ampliar en el primer tiempo luego de un centro de Arias, pero el cabezazo de Matos se fue apenas desviado, y el marcador dejó como victorioso a los de Mataderos sólo por uno a cero en la primera parte.
En el complemento, el trámite del encuentro no se modificó. Chicago no dio respiro y golpeó de entrada. Nuevamente el 10 apareció en acción le dió una lujosa asistencia a David Barbona, que, de primera centró al corazón del área y Matos con la derecha, la colocó entre el arquero y el defensor Mattía, produciendo el 2 a 0 y el delirio de las miles de personas que fueron a alentar a su equipo.
Los restantes 40 minutos estuvieron de más. Forestello realizó cambios ofensivos pero San Martín de San Juan nunca tuvo reacción, ni espacios para llegar, aunque sea, al descuento. Por el lado del local, hubo tranquilidad y con un juego ordenado se encargó de tener la pelota y buscar el hueco para darle al público un resultado aún más abultado en la nublada y ventosa tarde.
Matos remató y la pelota pasó entre Ardente y Mattia para
decretar el 2 a 0
Sin más por jugar Pompei decretó el final del partido y Chicago se metió ahí, donde nadie lo esperaba, en la punta de la zona A de la B Nacional y sueña más que nunca con la chance de volver a Primera División. El verde con el correr de los partidos consiguió una identidad de juego y los once que entran a la cancha saben las tareas que deben cumplir. Ordenados en el fondo, efectivos en el ataque Chicago se ilusiona, y tiene con que…





 GOLES