sábado, 15 de noviembre de 2014

"ESTAR EN ESTE MOMENTO ES ALGO ÚNICO Y SOÑADO"


Damián Lemos, pieza fundamental de este Nueva Chicago, vive un presente soñado y ve con optimismo el futuro del equipo. Antes de salir para Corrientes dialogó con Mundo Chicago acerca de su carrera y del club.

Debutó allá por el 2008, con Chicago luchando por no descender tras el descuento, injusto de por sí, de los 18 puntos, “esa Temporada fue la más fea en Chicago para mí, la luchamos y remamos en dulce de leche con dos palitos de escarbadientes, y no nos pudimos salvar” opinó.
La vida y el fútbol siempre dan revanchas y pese a ese año complicado, el volante central tuvo su recompensa, y con una sonrisa recordó: “el ascenso del 2012, es de lo mejor que me tocó, aunque está cabeza a cabeza con lo que estoy viviendo ahora con este plantel”.
El 30/06/12 Chicago ascendió al Nacional, para Lemos fue
lo mejor que le tocó vivir en el club hasta ahora
La campaña actual del Torito de Mataderos viene siendo excepcional, pero saben que no pueden relajarse si quieren lograr el principal objetivo, ascender a Primera, “falta muy poco y necesitamos tratar de coronar esto lo antes posible. Se nos escapó en las últimas dos fechas que sumamos un solo punto de seis y quizás podríamos estar mas tranquilos en estos tres partidos que quedan, pero el campeonato se hizo difícil e incómodo para los que estamos arriba, aunque tenemos las chances intactas”, comentó.
Esta semana fue movida para la B Nacional, ya que con la muerte de Julio Grondona, la AFA es un sitio en dónde todos creen tener poder, y en base a eso los equipos grandes decidieron ir por todo en busca de disolver el nuevo Torneo venidero. Con varias idas y vueltas, reuniones y discusiones entre dirigentes, parece que el campeonato de 30 equipos continuará con la modalidad pactada y no sufrirá modificaciones. El ex jugador de la Selección Argentina Sub 20, dió su punto de vista al respecto, “Una vez que las reglas ya están puestas no se puede cambiar el campeonato, estamos a cuatro fechas de que finalice, y no se pueden modificar las pautas. Quizás lo que se tiene que rever es la organización posterior a estos ascensos. Seria una locura hacer un campeonato de seis meses con treinta equipos pero bueno no nos incumbe esto a nosotros. Tendría que cumplirse lo que está pactado y tiene que haber posibilidad para los clubes de ascenso de recibir un poco mas y ser mas equitativos en cuanto a los recursos como tienen los equipos grandes”.
Pavón de Colón como muchos otros jugadores
soñarán con Lemos y su marca...
Pese a esto, el hincha sueña despierto y anhela poder regresar a la máxima categoría de nuestro fútbol tras varios años deambulando en el ascenso y Lemos lo tiene bien en claro, “la verdad que es el sueño de todos, sobre todo de los que nos forjamos en Chicago. A mí siempre me tocó jugar en el ascenso y poder devolverle al club la máxima categoría es el deseo de todos nosotros que la luchamos siempre en un club que muchas veces estuvo dañado por varias sanciones injustas. Sin dudas que estar hoy en este momento es algo único…”
Con el correr de los años, a base de su esfuerzo y sacrificio, se ganó el cariño y el respeto de los hinchas. Dentro de la cancha, es la pieza clave para el mediocampo, pero para llegar a esto, "Rulo", como se hace llamar, no paró de adquirir conocimientos de sus compañeros, sobre todo en sus comienzos, “cuando debuté en la B Nacional haciendo dupla con Zermatten aprendí mucho, él me intentaba corregir los movimientos y que pueda estar siempre bien ubicado, porque cuando uno es chico siempre intenta correr para todos lados y Cristian, desde mis comienzos, intento ordenarme evitando que haga esfuerzos de más. Otro que me enseñó fue José Solabarrieta que jugó mucho tiempo de cinco y cuando vino acá (NdR: Jugó en la Temporada 07/08) lo hizo de central y desde atrás siempre me ordenó mucho. Hernán Mattiuzo también fue importante en mi carrera, ellos son los que más me influyeron porque estuvieron en mis primeros años y siempre intentaron relajarme” recordó Damián.
Lemos y Gómez, el alma del equipo
 Pero si hablamos de compañeros a lo largo de estos siete años de carrera, es imposible evitar a Christian Gómez, “No hay adjetivos para Christian, está siempre a la par de nosotros, no se cree ídolo del club y eso lo hace más grande todavía porque entrena más que cualquiera, está siempre dispuesto a hacer un esfuerzo más y eso demuestra su grandeza. Para todos los que somos del club tenerlo en un plantel dándonos consejos, es muy importante” se sinceró.
Damián posa y de
fondo la multitud.
El micro aguardaba en la puerta del estadio para ir hacia Aeroparque rumbo a Corrientes, dónde Chicago tendrá una durísima parada ante Boca Unidos mañana desde las 17. Rápidamente, sin titubear y con su sonrisa llena de picardía comentó acerca de esta nueva final: “ante Boca Unidos tenemos que hacer lo mejor posible porque estamos en condiciones de ganar de visitante y seria lo ideal para poder afrontar las ultimas fechas tranquilos, sin inconvenientes”.
Sin más para decir, Damián Lemos dejó el República de Mataderos para volar junto a sus compañeros al noroeste argentino. Allí, habrá una batalla más, aquí esperarán miles de almas por un buen resultado para luego ante Instituto brindar su apoyo. Mientras tanto, él, ellos y nosotros seguimos soñando…