sábado, 9 de mayo de 2015

SIN FONDO

 Nueva Chicago cayó en Mataderos dos a cero ante Rosario Central y aún no ganó en lo que va de este Torneo de Primera División.

El verdinegro comenzó bien el encuentro, avasalló a Central, ilusionó a sus hinchas, pero no logró concretar las chances netas que tuvo para convertir. Aveldaño en dos oportunidades y luego un tiro de De La Fuente que hizo lucir a Mauricio Caranta fueron las ocasiones más peligrosas que tuvo el conjunto de Alejandro Nanía y todas transcurrieron en los primeros veinticinco de la primera etapa.
Con el apoyo de la gente, más el riesgo que se generaba en el área rival parecía que Chicago, por lo menos, se iba a ir bien al descanso. Pero la intensidad bajo poco a poco mientras que el Canalla comenzó a adueñarse de la pelota y en la primera que tuvo clara, vacunó en los pies de Marcos Ruben. Golpe duro y bajo para el local que desde ese entonces no pudo ponerse de pie.
En el complemento tras los ingresos de Rizzo Puch y Vera por Defederico, De La Fuente y Gimenez, el
verdinegro no encontró el rumbo y fue un equipo que, sin ideas, intentaba llegar al área para luego "ver que hacer". Los nervios por ir abajo en el marcador se apoderaron de Chicago en su totalidad, mientras que de la vereda de enfrente, con pasividad los once de Coudet supieron dar el golpe perfecto a pocos minutos del final cuando Cervi puso el 2-0 y liquidó el partido.
Chicago aún no conoce la victoria y deberá hacer una fuerte autocrítica en cuanto a su juego, ya que sufre tanto arriba a la hora de definir como abajo cuando toca defender, aunque es cierto que en las últimas cinco fechas ha jugado con equipos que pelean arriba, pero no es excusa... Ahora se vendrán cuatro juegos en dónde habrá que jugarlos con el cuchillo entre los dientes (NdR: Olimpo, Colón, Rafaela y Temperley). Chicago tiene y debe reaccionar si no quiere sufrir el mismo final del 2012...