lunes, 24 de agosto de 2015

NI AÚN VENCIDOS


Gagliardi ya la metió y lo festeja con Baldunciel
 Cuando el panorama parecía complicarse Nueva Chicago logró un triunfazo en Misiones tras vencer por la mínima a Crucero del Norte con gol de Alejandro Gagliardi a los 42 del complemento. De esta manera el verdinegro cosechó su segunda victoria consecutiva y dará pelea en la lucha por no descender.

Si ante Huracán fue una final, este partido ante el Colectivero fue una finalísima y se jugó como tal. En la pelea por la permanencia Chicago no puede dar ventaja y logró el primer objetivo ante los dos rivales más directos, ganarles.
Ante Huracán, los dirigidos por Forestello salieron airosos con gran categoría y siendo muy superior al rival, mientras que en este último partido, el Torito debió sufrir demasiado para obtener los tres puntos en tierra misionera.
Los once que salieron en Garupá
Los conducidos por Rambert sabían que, de ganar, condenaban a Chicago y se acercaban al Globo es por eso que pusieron toda la carne al asador y fueron en busca de la gloria, pero se toparon con un Nicolas Tauber que poco hizo extrañar la ausencia de Alejandro Sanchez y brindó muchísima seguridad debajo de los tres palos, salvando al verdinegro en varias e incontables ocaciones en las que la pelota quizo entrar pero el 22, le dió un par de cachetazos para evitarlo.
El otro punto alto fue Nicolas, Sainz que volvió a tener un buen rendimiento, no sólo en la marca sino en el orden tanto suyo como en el de sus compañeros, acomodándolos y dandole indicaciones constantemente, sobre todo a Lucas Acevedo que debió ingresar en el segundo tiempo por Abel Masuero. En el medio campo Damián Lemos no sintió el cansancio que te genera el pasto alto de Garupá y corrió los 90 minutos acompañado de Matias Vera, juvenil que posee un hambre de gloria que contagia al resto del plantel y se nota.
¡Triunfazo! Los jugadores lo festejan junto a los hinchas que
fueron hasta Misiones de infiltrados
La delantera volvió a entenderse a la perfección y producto de esto Chicago obtuvo la ventaja, porque Mauricio Carrasco otra vez se disfrazó de asistidos y Gagliardi, como ante Huracán volvió a marcar para que explote el banco de suplente y todo un barrio delire de alegría. Chicago volvió a ganar, da signos de vida y no se rendirá tan fácilmente...
El próximo lunes deberá visitar La Fortaleza para enfrentar a Lanús, rival que empató este fin de semana ante Huracán. Chicago debe aprovechar este envión anímico, es que al fin y al cabo, no está muerto quién pelea.