sábado, 1 de agosto de 2015

TORO ACORRALADO

Nueva Chicago perdió hoy por la tarde uno a cero ante Estudiantes de La Plata en el estadio Único, no logra despegar y se hunde en los promedios.

El elenco conducido por Forestello visitó esta noche al Pincha y volvió a caer en este Torneo que ya es históricamente olvidable para nuestra institución.
En un encuentro donde Chicago de resguardo y cuidó el cero en su arco, el local tomó las riendas del asunto y siempre intentó llevarse puesto al visitante.
En la primera etapa Grazzini tuvo la más "clara" de todo el partido para el verdinegro pero el remate del volante se fue desviado. El fondo del Torito jugó siempre al límite y Arias casi se va expulsado por doble amarilla, pero el árbitro le perdono la vida. No así a Grazzini, que a los 42 minutos vio la roja directa tras una patada a Mendoza y dejó al equipo con 10.
Ya en el complemento, los de Gabriel Milito acorralaron a un Toro que resistió hasta donde pudo. Con Baldunciel solo en el ataque y marcado por Desabato, Chicago resigno los tres puntos y cuido el 0, pero en un desborde del local por derecha, la pelota se encuentra con la mano de Espindola (había ingresado por Arias) y el árbitro no dudó en marcar penal que luego fue intercambiado por gol en los pies de Diego Mendoza.
A partir de ahí, todo estuvo de más. Los 10 minutos que quedaron fueron pura desesperación y tanto Caballero como Masuero terminaron jugando de delanteros de área pero nunca les llego la pelota.
Fue una derrota más que duele como todas las que se han sufrido en este campeonato.
El desarmado del plantel que ascendió a Primera, más la llegada de refuerzos que no están, ni estuvieron a la altura, son la razón de este penoso presente...