miércoles, 30 de septiembre de 2015

Christian Gomez - El amor no tiene edad

En esta oportunidad, les compartimos una nota realizada por la pagina oficial de AFA...

Nuevo hito de Christian Gómez, que con 40 años superó su rotura de ligamentos y volvió a jugar, el pasado fin de semana, con su querido Chicago. ¡Chapeau!


Historia viva de Nueva Chicago, es la que retrata el Gomito Gómez con sus gambetas y su inteligencia para el juego. Es que se trata del máximo ídolo del Torito. Figura que se hizo eterna el pasado sábado con su regreso al césped que más ama. El del República de Mataderos, claro. Y en un partidazo ante Aldosivi, el conjunto porteño consiguió una victoria clave (3-1) para sembrar nuevas ilusiones. Pero, aunque parezca increíble, tamaño resultado quedó como anécdota, porque el legendario mediocampista de 40 años y 327 días (el más veterano del torneo) superó su rotura de ligamentos en la rodilla derecha y deleitó, una vez más, con su fútbol a todo Mataderos.

Se trata de un distinto, sin duda alguna. Jugador que ha sabido vestir la camiseta, además, de Independiente (campeón en el Apertura 2002), de Argentinos y de Arsenal, en Argentina. Y hombre con laureles en el fútbol de Estados Unidos. Sí, donde también se consagró por duplicado en la Copa MLS, con el D.C. United, conjunto en el que se convirtió en héroe y MVP (siglas en inglés para el jugador más valioso) en 2006. También pasó por el Colorado Rapids y por Miami F.C., otras potencias del deporte norteamericano. Luego, por inercia, concretó su retorno al club que lo vio nacer (allí por 1992): Nueva Chicago.

Sinónimo de hitos, entonces, es el Gomito para el team de Mataderos, que regresó en 2011 para ascender al año siguiente de la Primera B a la B Nacional. Sin embargo, como en la vida, no todo fue color de rosa, porque el Torito descendió a la B nuevamente en la siguiente temporada, pero el 10 y sus secuaces tenían preparado un futuro alentador...

Campeones en el torneo 2013/2014, los de Mataderos volvieron a ascender, y ese mismo año llegaron a Primera División. Lágrimas mediante, el Gomito festejó la llegada a la elite. Dura para el equipo de Labruna, primero, Nanía, más tarde, y Forestello, por último. Pero más dura fue la campaña aún al no poder contar con Christian Gómez, el referente que se lesionó en un amistoso previo al inicio de la competencia, frente a Olimpo.

Ésa rotura de ligamentos que lo tuvo fuera del terreno de juego por 228 días. Ése quiebre en su carrera que, como a pocos, lo hizo todavía más fuerte al minuto 38 del complemento (ingresó por Nicolás Jiménez) en un sábado 26 de septiembre histórico. Diez minutos de amor por la pelota que enaltecieron una tarde perfecta para Chicago. Ejemplo de pasión insaciable, y con la cinta de capitán. ¡Chapeau, Gomito!


( Nota : http://www.afa.com.ar/1992/el-amor-no-tiene-edad )