sábado, 3 de octubre de 2015

“ES UNA FINAL Y LA VAMOS A JUGAR COMO TAL”


Nicolás Sainz habló con Mundo Chicago en la previa del partido ante Vélez Sarfield y contó sus expectativas con respecto al encuentro del domingo a las 14 en Liniers. Además, el defensor, dio sus sensaciones con respecto al retorno de Christian Gómez, hablo de su pasado en el club, y mucho más…

Con tres años en Chicago (NdR: llegó a la institución para afrontar el Nacional B del 2012), Sainz se transformó en una persona querida y respetada dentro del club. Con 77 presencias y cuatro goles, el oriundo de Floresta se ganó el afecto de los hinchas verdinegros, “Nunca imagine estar tanto tiempo acá y recibir todo el cariño de la gente. Viví un montón de cosas, pero realmente estoy siempre agradecido porque la gente conmigo se porta diez puntos” soslayó, mientras desde el otro lado del portón cientos de hinchas aguardaban la salida del plantel para brindarles el apoyo de cara al enfrentamiento de mañana ante el Fortín.
Con festejos y tristezas, el actual defensor central del Torito vivió de todo, pero lo que más destaca, es el desempeño en la era de Pablo Guede como DT, “Mi mejor momento en Chicago fue en el campeonato de la B Metropolitana, en dónde todos jugamos bien, teníamos un equipo que funcionaba en todos los aspectos y encima se nos daban los resultados, habíamos levantado el nivel todos. Ese momento lo destaco como un momento importante de los que tuve acá”.
Sainz y su remera de #GraciasTesta,
"es una gran persona" comentó.
Nacido futbolísticamente en Racing pero con ADN verdinegro, se pone colorado cuando lo comparan con Leandro Testa al hacer un relación en cuanto al cariño de la gente teniendo en cuenta que no surgió del club, “Por ahí es un poco mucho hacer un paralelismo conmigo, pero me siento identificado con él porque no somos del club y yo me siento querido por los hinchas de Chicago. Cuando llegue acá me sorprendió como lo querían al Cabezón sabiendo que no surgió de acá y teniendo en cuenta que estaban Julio Serrano y el “Goma”. Pero esto también se debe al logro de los objetivos y a como es él en lo personal, porque el que lo conoce sabe que es una gran persona, un líder positivo que tira para adelante mas allá de lo futbolístico, es algo que lo excede”, expresó.
"Gomito es nuestro referente y capitán"
Hablando de ídolos fue inevitable pasar por alto el presente del 10 de este plantel y al cuál Sainz le cedió la capitanía el sábado cuando volvió a las canchas luego de la lesión, “Justo se dio que Lemos no puede ser el capitán por la expulsión (NdR: Tras ver la roja ante River, el cinco de Nueva Chicago no puede ser capitán por un mes) y me tocó tener la cinta a mí. Internamente ya había pensado en el traspaso de cinta, él es un referente para nosotros y, por supuesto es nuestro capitán, aunque por cuestiones extra futbolísticas no pudo estar jugando este año. Es el emblema, no solo de nosotros, sino que es el máximo ídolo del club, vos decís Chicago y te acordás de él. Fue nada más que un gesto hacia Christian y hacia el marco ya que todo se daba, se estaba ganando, la gente estaba contenta, nosotros estábamos bien y se dio para hacerlo. Obvio que no estaba acordado, “Goma” no está en esos detalles pero nosotros sabemos que es nuestro referente y quería hacerlo visible. Es un jugadorazo y además tiene ese plus que tienen los grandes al volver, ¡MIRÁ SI HACÍA EL GOL EN LA PRIMERA QUE TOCÓ!. Lo felicite de manera personal después del partido” exclamó el defensa.
Por último, llegó el momento de hablar de la actualidad del verdinegro y de lo que se viene este domingo ante Vélez, “Nosotros sabemos que es una final y la vamos a jugar como tal. No se nos venían dando los resultados y todo nos cuesta el doble, pero sabemos que de ahora a lo que resta nos jugamos finales y ésta es la primera. Entendemos la importancia de este partido y sabemos que nos jugamos la permanencia acá. Necesitamos achicar la diferencia y tenemos la cabeza en eso. Comprendemos que Vélez no es el mismo de hace años y vamos a salir a jugar una verdadera final”.
Como ante Independiente y Aldosivi, Nico será el capitán.
Con 26 años, es uno de los más experimentados de la institución y pese a que las cosas no están fáciles, el número siete no pierde las esperanzas tanto en los resultados del equipo, como del resto, “Uno trata de mirar lo más próximo, aunque te seria mentiroso si te diría que no tenemos en mente a Colón. Sabemos que tiene un rival difícil este fin de semana, que es Unión, pero nosotros antes tenemos que hacer lo nuestro a las 14 para luego a las 16 esperar un resultado positivo. Estamos más mentalizados en eso que pensar en el fixture que sigue. Trataremos de hacer lo mejor mañana y esperar luego un buen resultado” concluyó Nico que con una sonrisa se retiro de la Chicago 2000 y encaró hacia el micro, donde lo esperaban cientos de hinchas para darle apoyo. Mañana se viene una final y todo un barrio sueña con los ojos abiertos… ¡VAMOS CHICAGO!