sábado, 31 de octubre de 2015

NO ESTÁ MUERTO QUIÉN PELEA


 Nueva Chicago venció ayer por la noche 2 por 1 a Sarmiento de Junín en el estadio Eva Perón, mostró coraje y aún se mantiene con vida en el Torneo de Primera Divisón aunque, obvio, no la tiene para nada fácil ya que Colón también ganó y se aseguró la permanencia en la elite del fútbol argentino. Pero, quién le puede robar la ilusión a esta barriada…
El cotejo no pintaba para nada fácil, desde la llegada a Junín todo fue muy áspero. Cada habitante que pasaba por el hotel donde se alojaba el verdinegro dejaba un bocadillo, ¿El más frecuente? “Te vamos a mandar a la B”, incluso a la hora de pre-calentar en la cancha, la voz del estadio lanzó la musica comandada por Los Palmeras que dice “y hoy te vas, te vas, te vas, te vas…” pero los amigos de Almirante Brown debieron quedarse con las ganas, al igual que hace dos fechas sucedió con Velez Sarfield, una pena para ellos.
Con una previa picante pero que agrandó a los de Mataderos, comenzó un encuentro que prometía un buen espectáculo pero en el primer tiempo fue una lágrima. Escasas llegadas para ambos equipos, pero un buen planteo táctico de los de Forestello que en el primer tiempo no gastaron sus energías y con un triple cinco aguerrido más las buenas actuaciones de los laterales mantuvieron al arco de Lanzillota sin riesgo. De tres cuartos para adelante se hizo poco, aunque Gagliardi tuvo la única clara para Chicago pero Rigamonti contuvo sin problemas.
El planteo era bueno, pero a Chicago no le alcanzaba, debía cambiar de actitud para conseguir los tres puntos en Junín y es por eso que el DT no dudó en colocar a Nicolás Gimenez a los 16 del segundo tiempo para generar más situaciones en ataque y se pueda asociar con el tridente ofensivo. Y vaya si dio resultado… en la primera que tocó el pibe la mandó a guardar desde afuera del área con un terrible zurdazo que llegó a tocar el arquero local pero no logró desviarlo debido a la gran potencia del remate. Era el uno a cero y se enmudecía todo Junín, aunque aún faltaba más…
El Torito no se conformó con la ventaja y fue en busca de más aprovechando los huecos que dejaba un equipo que se desesperó por el empate. Fue ahí cuando a los 41, de contra, Fernando De La Fuente la luchó hasta el final y de tres dedos metió el 2 a 0 para que se llenen de gol todas las gargantas en Mataderos.
Pero si no se sufre, no vale… es por eso que el partido tuvo una emoción más y fue de penal en dónde el “Kiwi” lo cambió por gol a los 47 del complemento. Quedando un minuto en juego, Chicago aguantó la pelota para luego festejar con el pitido final. El equipo consiguió su cuarta victoria consecutiva, primera vez que se logra esto en un campeonato de Primera División, y se mantiene con vida en un campeonato que tuvo de todo para este conjunto. Es verdad que no estará nada fácil, ya que Colón ganó y se salvó del descenso. Ahora la lucha estará con Temperley y Huracán que no deben sumar ni si quiera una unidad en estas dos fechas que restan, mientras que Chicago debe ganar contra Quilmes para forzar un desempate por la permanencia. Mientras tanto, en Mataderos, las ilusiones siguen intactas.


LOS GOLES DE SARMIENTO 1-2 NUEVA CHICAGO