lunes, 9 de mayo de 2016

CON LAS MANOS VACIAS

Nueva Chicago perdió 2 a 1 ante Juventud Unida de San Luis. Con gol de Gomito, el verdinegro se puso en ventaja, pero no supo como aguantarlo y en el último minuto se quedó sin nada. Tras la victoria ante Dálmine, los dirigidos por Alejandro Nanía buscaban afianzarse como equipo y traerse una importante victoria de la provincia puntana. El verdinegro arrancó bien, tuvo situaciones de riesgo pero con el correr de los minutos se fue pinchando, a tal punto que los locales se fueron al descanso con la sensación de que merecían la ventaja en el marcador. En el complemento, el Torito seguía sin encontrar el rumbo. Nicolás Gimenez y Christian Gómez, los generadores de juego de este equipo, no podían encontrar el hueco ni la manera de asociarse para realizar una llegada con cierto riesgo, hasta que en el minuto 67 luego de una gran jugada armada por el veterano que se la cedió al juvenil para que éste de taco de la dé a Monteagudo y pueda tirar un centro exquisito que terminó en la cabeza del eterno Gómez que estampó el uno a cero parcial y el segundo personal en lo que va del año. Los minutos corrían y la fatiga azotó a los jugadores visitantes, Palmieri, Gomito y Vera debieron retirarse por dolencias y ahí Chicago perdió terreno, se metió atrás y sufrió hasta el último minuto la lluvia de centros del conjunto de Ramaciotti. En el minuto 83, Tejera aprovechó la baja estatura de la defensa y colocó el empate parcial, mientras que Cardozo a los 90 se metió en el área y fulminó a Alejandro Sanchez para liquidar el partido y dejar con las manos vacías a un equipo que sufre por demás los últimos 20 minutos de todos los partidos. Las lesiones acortan más a un plantel que ya era corto. Ahora Chicago deberá arreglar varios detalles y ponerse a pensar en el próximo rival, Central Córdoba de Santiago del Estero.

Foto: Agencia de San Luís