domingo, 20 de noviembre de 2016

SE COMIÓ AL CANARIO

Nequecaur grita con alma y vida su gol en Jauregui
Nueva Chicago venció ayer por la tarde a Flandria en Jáuregui y se trajo la primera victoria del torneo en condición de visitante, en una cancha que siempre resultó complicada y ayer no fue la excepción.

Ambos conjuntos venían embalados producto de sus victorias en la anterior fecha y en este encuentro se jugaban seguir ahí a tiro del lote de los de arriba y fue el Torito el que supo aprovechar una de las pocas situaciones que generó para llevarse los tres puntos a Mataderos.
En el comienzo del encuentro, fue el local quien tomó la iniciativa y fue en busca del arco defendido por Alejandro Sanchez. En los primeros 10 minutos contó con dos situaciones claras que pasaron cerca del arco verdinegro. Antes de los 20, un tiro libre de Ortiz produjo que el arquero visitante se luzca y evite que su valla se vea derrotada. A partir de esa jugada, los dirigidos por Damián Timpani reaccionaron y comenzaron a adueñarse del juego. Con Matias Vera, Federico Fattori y Christian Gómez en el medio, se buscaba profundizar con pases a los laterales Vivas y Cardozo.
El ex Olimpo remata y Rivero no puede parar el disparo
Llegando a los 20 Alejandro Melo desbordó por derecha tiró un centro al ras del piso pero Luciano Nequecaur se pasó y no pudo conectar con la pelota. El nueve se lo lamentó pero 13 minutos más tarde, tras una corajeada de Vivas que trabó en la salida de Flandria, ganó y se la cedió, pudo quedar mano a mano con Griffo y lo fundió para marcar su tercer gol en el Torneo. A partir de esto, Chicago, ya arriba, buscó acomodarse bien en el campo de juego para irse al vestuario en ventaja.
Ya en el complemento, el juego pasó a ser muy trabado en mitad de cancha y los locales empujados por ser los anfitriones, fueron en busca del empate y llenaron de centros al Oso. Para destacar, la solidez defensiva en este encuentro que no titubeó en ningún centro y despegó todo lo que sobrevolaba en el área visitante. Los de Mataderos tuvieron en los segundos 45 minutos, una situación clara para aumentar el marcador, pero el recién ingresado Alexis Vazquez, no pudo agarrar bien la pelota tras el buen pase de Fernando Valenzuela que también había entrado hace instantes.
Final y aplausos para el equipo
La expulsión de Alejandro Altuna en el equipo dirigido por Favio Orsi y Sergio Orsi, los descolocó justo cuando se encontraban ahogando a Chicago. El verdinegro, lo supo aguantar y se trajo tres puntos de oro, los primeros en condición de visitante.
Rápidamente habrá que dar vuelta la página debido a que el martes a las 17, el Torito tendrá que recibir en Mataderos a Juventud Unida de Gualeguaychú.