APAGADO

El Torito no pudo encender el fuego ante el Dragón del Bajo Belgrano y empató sin goles en Mataderos en el primer partido del año. Las atajadas de Silva fueron clave para mantener el cero. 


La expectativa se diluyó con el correr de los minutos. Ni siquiera algunos chispazos en el tramo final lograron encender esa ilusión que el hincha había demostrado al llegar al estadio. La primera presentación de Nueva Chicago distó mucho de lo esperado. Volvió a exponer sus inconvenientes en la generación de juego y sufrió algunos desajustes defensivos, que no causaron problemas más severos por los reflejos de Silva y la falta de puntería de Defensores de Belgrano.

Walter Perazzo trabajó en la pretemporada con un nuevo esquema: 4-3-3. El técnico incluyó a jugadores con mayor vocación ofensiva en busca de mejorar la elaboración. Sin embargo, se encontró con un rival que supo incomodarlo en la cancha y le ganó la zona media a través del trabajo de Nelle y Del Priore. Entonces, el "Dragón" controló la pelota y creó riesgo a través de Dorregaray, quien dejó vibrando un palo tras un cabezazo y también se animó a patear de media distancia. 



Chicago sufrió la imprecisión de Valdez Chamorro y la falta de verticalidad de Presedo y Orfano. Entonces, Perazzo mandó a Alejandro Melo a la punta izquierda. Y allí mejoró el equipo. En su debut, el "Loco" aportó desequilibrio con su velocidad y gambeta, aunque Sánchez Sotelo no pudo aprovechar las chances. Primero se resbaló en el área y luego falló en la definición tras tomar un rebote. Esos últimos 20 minutos del período inicial tuvo lo mejor del repertorio verdinegro en el partido.

Perazzo mandó a la cancha a Franco en lugar de Valdez Chamorro para darle más presencia ofensiva, aunque el equipo quedó partido. Defensores de Belgrano se sintió cómodo y tuvo la gran chance de sacar ventaja pero apareció el salvador verdinegro, Agustín Silva. El arquero sacó los remates de Fernández y Dorregaray. Entonces, el técnico de Chicago intentó enmendar la falla del sistema con el ingreso del Pitu González, quien se recuperó de un desgarro y tuvo altibajos. Lo mejor del volante rubio fue un tiro libre que Velazco desvió en el ángulo. Fue un punto para ambos, que le sirve más a la visita en su lucha por evitar el descenso, que al Torito, que se mostró apagado. Buscará revancha en Jujuy. 

-Fotografía: Departamento de Prensa de Defensores de Belgrano.


AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO