NI EL TIRO DEL FINAL

Chicago desaprovechó la chance de ser líder: igualó con Morón y quedó a un punto de Sarmiento, que tuvo fecha libre. El Torito pudo lograr el triunfo en tiempo adicional, pero Franco pifió el remate. Igualmente, vale destacar la reacción y que sigue dependiendo de sí mismo para ascender.


Se jugaba el minuto 48 del segundo tiempo, Sánchez Sotelo habilitó a Orfano, quien se metió en el área por la izquierda y ante la presencia del arquero Galván decidió asistir a Franco, que se ubicó en el corazón del área y sin marca. Y el delantero, que había marcado el 1-1 parcial, falló en el toque final y la pelota pasó entre sus piernas. Así, a Nueva Chicago se le esfumó la chance de la victoria y la posibilidad de llegar a la cima. 

Al equipo de Walter Perazzo le costó acomodarse a un partido áspero ante un rival que salió decidido a molestarlo. Morón, urgido de puntos para evitar el descenso, fue un cúmulo de tensión: golpes sin pelota y fricción para sacar de foco al "Torito". Y logró su objetivo. Le cortó el circuito de juego y consiguió la ventaja a los 11', luego de una subida de Paredes por la derecha que derivó en un centro que metió Ramírez, al aprovechar un choque entre Adrián González y Agustín Silva.  

El primer tiempo de Chicago no se asemejó al de un conjunto con pretensiones de lograr el ascenso a la Superliga. No pudo imponer condiciones, se mostró endeble y careció de generación, a tal punto que no creó situaciones de gol, más allá de un tiro libre desviado de "Pitu" González. Sin embargo, el "Gallito", que venía de ser goleado 5-1 por Ferro en Caballito, perdió intensidad en los últimos 15', se retrasó en el campo (apostó a la movilidad de Mendieta y Ramírez) y dejó la puerta abierta para el segundo período.



Perazzo mandó a la cancha a Franco en lugar de Miceli para contar con mayor presencia ofensiva y entonces Presedo pasó a compartir el medio Teijo. Y le salió bien. Como en Santiago del Estero, Achucarro tuvo una buena salida desde el medio y encontró a Sánchez Sotelo, que asistió con un taco al recientemente ingresado para el 1-1. A partir de allí, el local perdió la cabeza y jugó con las pulsaciones muy altas, mientras que el "Torito" -con Vivas como abanderado- encontró serenidad y espacios. Y casi llega al 2-1 con un tiro libre indirecto del "Pitu". 

El entrenador verdinegro entendió que era tiempo de darle más equilibrio y pausa al equipo. Primero entró Orfano y luego Christian Gómez por Melo y Arnaldo González, respectivamente, para armar un 4-3-1-2. Más allá de un cabezazo de Mendieta que rozó el travesaño, el local se quedó sin herramientas, y mientras la pelota volaba en una ventosa tarde, fue Gomito quien le dio lucidez al juego y sacó un remate de media distancia que Galván tapó con una gran volada. Y cerca del final, tuvo el tiro ganador, pero Franco falló. Fue empate en el Nuevo Francisco Urbano y, más allá de no sumar de a tres, la buena noticia para Chicago es que depende de sí mismo. Si gana los cuatro partidos restantes, volverá a Primera.


AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO