"NOS LLENABA DE ORGULLO QUE NOS DIGAN EL BARCELONA DE LA B"

A cinco años del título de Nueva Chicago en la B Metropolitana, Germán Lanaro, actual defensor de Universidad Católica de Chile, destacó el nivel colectivo y la marca en la memoria del club y del Ascenso que dejó el equipo de Pablo Guede. "Marcó una historia no solo para el hincha, sino también para nosotros que fuimos parte", recordó. 

Por Fabián Rodríguez

El 17 de mayo de 2014, Nueva Chicago venció 1-0 a Colegiales en Munro con un golazo de tiro libre de Christian Gómez y se consagró campeón de la Primera B Metropolitana. Aquel equipo que era dirigido por Pablo Guede generó una revolución en la categoría, en el fútbol de Ascenso y recibió elogios de técnicos y futbolistas de Primera División. Quedó en la historia por el estilo de juego desarrollado: combinaba ambición ofensiva con presión y asumía riesgos en busca de lograr los triunfos. Uno de los pilares de esa formación fue Germán Lanaro, que había llegado desde Almagro en busca del título para subir a la B Nacional y desde Chile dialogó con Mundo Chicago (sábados de 11 a 12 por AM 540 y FM Vivir). 

A poco más de cinco años, el actual jugador de Universidad Católica reflexionó con emoción sobre aquella campaña sobresaliente: "Nos llenaba de orgullo que nos digan el Barcelona de la B. Fue bonito y sobre todo pudimos coronarlo con el título y el ascenso. Tengo el gusto de seguir hablando con chicos de esa época y hasta nos acordamos las canciones que poníamos después de los partidos. Fue una marca para nosotros, por eso tengo el mejor de los recuerdos".

Lanaro resaltó el compromiso del plantel, la actitud y las ganas en cada entrenamiento para adecuarse al estilo del entrenador: "Marcó una historia no solo para el hincha, sino también para nosotros que fuimos parte. Cuando agarró Pablo nos propuso jugar de una manera a la que no estábamos acostumbrados. Empezó con cosas medias locas, como marcar mano a mano atrás. Al principio lo vimos medio alocado, pero en los entrenamientos se fue dando de una manera fácil y dio sus frutos. Teníamos un grupo muy bien armado, que siempre iba para adelante".

Guede tenía poca experiencia como entrenador, sólo había trabajado en El Palo, un club del ascenso de España y luego llegó a las Inferiores de Chicago. Se hizo cargo del equipo de manera interina luego de la renuncia de Mario Finarolli y a base de triunfos y un juego llamativo, se afianzó en el cargo. "Al principio nos mirábamos entre nosotros y decíamos ´este está loco´. Después nos dimos cuenta que no había nada librado al azar, era todo trabajo. Tenía claro lo que quería plasmar en el equipo. Y encontró a jugadores que, si bien no lo venían haciendo, estaban muy predispuestos. Eso es muy importante para llevar a cabo una idea", describió el oriundo de Villa Regina, Río Negro. 

La unión entre cuerpo técnico y plantel fue tal que "si nos pedía tirar al palo de cabeza porque ganamos, todo el equipo lo hacía. Encontramos en él una forma de juego y un porque hacíamos cada cosa en los entrenamientos. Yo tengo una misma idea que él y le estoy agradecido porque después me trajo a Chile", aseguró Lanaro, que a los 33 años se desempeña en uno de los clubes grandes del fútbol trasandino, luego de vestir la camiseta de Palestino, donde compartió vestuario con Agustín Farías y Matías Escudero, además de ser dirigido por Guede. 

Hoy, con 33 años, transita una etapa sólida en la U Católica, aunque siempre tiene presente al club de Mataderos, en el que apenas jugó una temporada. Y le alcanzó para quedar en la historia junto al resto de sus compañeros. "Sigo teniendo esa partecita de Chicago. Estoy pendiente y sigo las redes sociales. Cuando te va bien siempre es lindo poder tener las puertas abiertas, más de un club así. Cuando Pablo me propuso ir a Chile para mí fue una gran oportunidad porque nunca había salido del país, pero me quedó esa sensación de ¿qué hubiese pasado si me quedaba y jugaba en Primera? Hay momentos para todo y veremos si se puede dar la oportunidad de volver en un futuro".

Las ideas de Pablo Guede, las virtudes del equipo, las piezas fundamentales, la importancia de Gomito, la aparición de los juveniles, los partidos clave de aquella campaña y el festejo en Mataderos con la familia. Escuchá la entrevista completa a través de nuestro canal de YouTube.


-Edición y musicalización: Alejandro Marcos.
-Diseño: Daiana Vitale.


AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO