"NO IMPORTA EN LA POSICIÓN QUE ESTÉ, YO VOY A VOLVER"


Ariel Nahuelpan habló con Mundo Chicago sobre su deseo de regresar al club en algún momento. Además, el atacante de Querétaro de México también recordó su paso por el club, comentó acerca de su actualidad y los equipos en los que le tocó jugar.
En una charla que tuvo todos los condimentos, el ex Chicago comenzó dando un panorama de como está la situación hoy en día en el país azteca: “Acá no tomaron conciencia todavía pero hay 26.000 afectados. La situación está grave, no estamos yendo al club y estamos entrenando en casa”. La pandemia cae en un momento en donde las cosas venían saliéndole bien al atacante, ya que en su actual club convirtió cinco goles en ocho partidos. “En lo individual estoy bien, esperemos que se reanude todo esto y poder seguir con la racha. A la Liga Mexicana me adapté bastante bien y me pude afianzar. Con Pachuca fui campeón y goleador, teníamos un equipazo”, analizó.
Pese a que haya 7.566 kilómetros de distancia entre Mataderos y Santiago de Querétaro, las novedades llegan como pan caliente. “Estoy al tanto de todo lo que pasa en Chicago. Cuando voy para Argentina, a visitar a mis hijos, y hay partido, me gusta ir a la cancha. Es el club que me vio nacer y es lindo recordar de donde uno sale”, remarcó el delantero de 32 años.
El debut de Ariel en el "Torito" de Mataderos fue algo particular y sorpresivo ya que, tras jugar escasos minutos en Reserva, fue convocado por Rodolfo Motta en el 2006 para ser una alternativa de ataque ante Boca Juniors en Mataderos. “En la Reserva contra Belgrano entré a los 37 minutos del segundo tiempo y a los 42' hice el gol y ganamos 1 a 0. Imaginate, había pisado Reserva, estaba contento. A la semana me llama Rodolfo, que en paz descanse, y me dice 'Mirá que vas a concentrar' y la verdad que fue un flash, muy de repente. En un momento me vi jugando contra Boca, Mataderos explotaba y fue una locura, lástima que perdimos 1 a 0 pero nosotros en el primer tiempo me acuerdo que estuvimos cerca”, recordó.
Nahuelpan tuvo acción con la camiseta verdinegra en un momento complicado de la institución, debido a los dos descensos consecutivos en 2007 y 2008 y en el cual fue parte de ambos. Y lo dejó claro: “Era muy chico y recién iniciaba mi carrera. Fue un momento jodido para mi y para todos los que estábamos en el plantel. Ganábamos un montón de partidos y sin embargo no llegamos, fue un verdadero fracaso y eso me hizo crecer de golpe”.
Todo impacto deja aprendizajes y en el "Torito" de Mataderos vaya si, lamentablemente, los tuvo: “La institución me dejó enseñanzas, como la de querer a un club, porque uno siempre se identifica con Chicago. Es un orgullo haber sido la venta más cara de la historia, de haber podido hacer goles. Las enseñanzas que me dejó fueron muy positivas y siempre son lindos los recuerdos”.
En su larga lista de clubes, hay uno que llamó bastante la atención y ese es, sin dudas, Tigre. Un equipo con una rivalidad latente y que dejó sorprendidos a varios por su demostración de cariño hacia el conjunto verdinegro. “Estaba extrañando Argentina y se estaba por cerrar el libro de pases. No me quedo otra opción que ir a Tigre o me quedaba sin jugar. El hincha de Chicago estaba dolido por mi decisión pero uno es profesional y tiene que seguir su carrera. Extrañaba a mis hijos y no es fácil. En ese momento necesitaba volver al país y fue la única alternativa que tuve. Por eso jugué seis meses allá, para estar cerca de mi familia”, explicó Ariel.
Tras ese semestre en el equipo de Zona Norte, Nahuelpan volvió a México para vestir la camiseta del Pachuca, luego estuvo en Inter de Porto Alegre, mientras que en la temporada 2017/18 vistió los colores de Barcelona de Guayaquil, para después recalar nuevamente en tierras mexicanas y jugar en Tijuana y actualmente en Querétaro. Pero al parecer, los “Gallos Blancos” no van a ser su último club, porque dentro suyo recorre un deseo muy fuerte: “Me gustaría volver a Chicago, siento ganas. Tengo contrato acá y la situación del país me aleja un poco, pero me encantaría. Sería una linda revancha en un club que me vio nacer y en dónde hice las Inferiores. Sería muy lindo”. Además agregó: “No me importa en la posición que esté, yo voy a volver en algún momento. Por una cuestión del club, a mi me gustaría que siga creciendo, que gane cosas para un bienestar económico de la institución”.
Por último fue inevitable hablar de un ícono del club y que también retornó al equipo y siguió brindándole alegría a la gente, el señor Christian Gómez. “Es muy difícil llegar a hacer lo que hizo él en el club, por la cantidad de años y alegrías que dio, pero obviamente me gustaría volver, hacer goles y darle felicidad a la gente”, cerró Ariel Nahuelpan, un jugador que se fue joven de Nueva Chicago, sumó experiencia en el exterior y tiene sed de revancha en el club, ¿se dará en algún momento? El tiempo y los caminos del fútbol decidirán.







AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO