UNA MALA COSTUMBRE

Chicago perdió 2-1 con Mitre en Mataderos y dejó una imagen muy pobre en el arranque de la temporada. Así sufrió la quinta caída en ocho partidos dirigidos por Forestello.



Se repite el resultado, el sistema táctico, los errores individuales y colectivos. Este Chicago no cambia, sigue en el mismo rumbo: pierde. Es derrotado en el debut del nuevo campeonato con la misma imagen que mostró -en términos generales- en los últimos dos torneos. Pero no sólo preocupa el marcador final, sino el juego. No se observan ideas y reacciones, más allá de la búsqueda del cabezazo de Sebastián Matos o alguna que otra jugada que nace de los pies de Alexis Vázquez.  Muy poco. 

A los 15 minutos del juego, Mitre desnudó las falencias defensivas verdinegras. Esas que siempre quedaron en evidencia durante los últimos campeonatos. Desborde y centro de Torres que Bojanich no llega a despejar en el primer palo y a su espalda ingresó Cérica para convertir el 1-0 ante la mirada de Peralta. Así de simple lograron vulnerar el arco de Chicago. En esos momentos el equipo se mostraba inseguro y frágil en su sistema defensivo, mientras que no aprovechaba la posesión porque no encontraba distribución, una pieza que pudiera manejar los tiempos del equipo.

El empate llegó a la media hora gracias a un cabezazo de Matos tras un preciso centro de Barrios. El "Torito" sacó provecho de la ausencia del zaguero Goitea, quien había salido porque estaba aturdido tras un pelotazo de Altuna. Entonces, el 9 de Chicago se sacó fácilmente la marca de Frezzotti, volante central que cubrió la falta de su compañero. Fue una igualdad que alimentó el ánimo del equipo que emparejó el desarrollo, en el cual Mitre descansaba en los pies del "Pitu" González y generaba riesgo con Torres y Toloza. 

Se jugaba el minuto 40 cuando Lettieri, con mucho esfuerzo y corazón, se tiró al suelo, luchó y ganó para reventar el palo con un remate rasante. Ese final del primer tiempo generó esperanza en el conjunto de Mataderos. Pero se esfumó rápidamente en la segunda parte, cuando a los 9' Torres envió un centro que se metió por el segundo palo ante la quietud de Peralta, que se vio sorprendido por la trayectoria de la pelota. A partir de ahí, Chicago sintió ese golpe y le costó generar. Se repetía en centros a la cabeza de Matos, sólo la excepción de un par de remates de Vázquez. 

Forestello mandó a la cancha a Horacio Martínez, José Luis Fernández (refuerzo para este torneo) y Nahuel Rodríguez para buscar refrescar el ataque, aunque insólitamente sacó a Alexis de la cancha. Pero el esquema no se modificó y las ideas prácticamente fueron las mismas, salvo un desborde de Rodríguez que terminó con un remate desviado del ex delantero de Atlanta. Y en el final, a los 47', a Matos le quedó una pelota en el área, aunque el derechazo terminó en la tribuna. Así, Chicago sufrió una nueva derrota en el arranque del torneo. La quinta en los ocho partidos que lleva dirigidos Forestello. 



AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO