domingo, 18 de septiembre de 2011

Fecha nº8 vs Acassuso

HISTORIA REPETIDA

Nueva Chicago viajó esta mañana hacia la cancha de Plantense para enfrentarse a su par de Acassuso por la octava fecha del torneo de la Primera B Metropolitana. El equipo verdinegro salió con todo los primeros minutos y en la primer jugada de alto riesgo logra ponerse en ventaja gracias a una asistencia de Lucas Banegas que se la bajó a Ezequiel Petrovelli para que defina sin problemas debajo del arco.
El equipo que hace las veces de local en Vicente López no encontraba los espacios para atacar con profundidad y regalaba las bandas para que Banegas y Scifo encaren con claridad. Así fue como a los 22 minutos Carboni desperdicia un gran pase de Petrovelli y se pierde ampliar el marcador.
El único susto que tuvo Chicago fue cuando se moría el primer período con un gol que fue anulado por off side. Hasta ese momento el conjunto de Mataderos era merecedor de la victoria.
Pero el segundo tiempo los papeles se invirtieron, Acassuso se convirtió en el dominador y el equipo de Finarolli en el defensor.
Ya desde los 4 minutos Ssuso comenzaba a tener las más claras con Gustavo Server que se lo erró bajo los tres palos.
Un tiro libre de Gomito pudo haber liquidado el tramite, pero esta vez la suerte no estuvo del lado del “10” y la pelota,  besó el palo derecho del arquero. De allí salió al ataque el conjunto local y Cobelli, que venía del banco y hasta ese momento nada había echo, la mete para igualar el resultado.
El torito parecía sin reacción, sólo la tuvo cuando a los 29 Ariel Coronel convierte de cabeza pero el juez de línea, que había anulado por off side el gol al azul y blanco, levanta la bandera cobrando la misma infracción.
Los cambios vinieron a los 32 minutos cuando Emiliano Lago y Eduardo Berón entraron por Adrián Scifo y Cristian “Gomito” Gómez, luego a 5 del final entraría Jonathan Enriquez por Ezequiel Petrovelli.
Con el correr del tiempo el empate parecía inamovible pero una última jugada del verde parecía que se llevaba los tres puntos, pero quedó en eso en un parecer, porque una rápida contra que terminó en foul terminó siendo la jugada determinante. El centro llovido fue casado por Cobelli que llegó a peinarla y así de esa forma dejó solo a Mazzulli que la colocó al otro palo de Agustín Gómez que nada podía hacer.
Otra vez, al igual que con Barracas Central, el conjunto de Mataderos comienza ganando desde el comienzo y se lo dan vuelta, otra vez el equipo “se duerme” y pierde un partido.