lunes, 19 de noviembre de 2012

INFERIORES – OTRA VUELTA

La octava campeona (Foto: Arii Escalada Facebook)
El sábado en el estadio de Lanas, las inferiores de Nueva Chicago dieron otra vuelta olímpica. La primera en dar una alegría al club, fue la séptima, semanas atrás tras consagrarse campeona e invicta. Esta vez fue el turno de la octava, que en rodeo ajeno, superó a Victoriano Arenas por 4 a 1 y de esta manera se coronó campeona del Torneo Juvenil B.
Este plantel con mucho sacrificio y esfuerzo, superó la mala noticia del descenso, consiguió buenos resultados, y pese a tener el ascenso asegurado (porque ascendió la Primera al Nacional B), nunca dejaron de luchar por el primer lugar.
Treinta y cuatro jugadores conforman el plantel y aquí los repasamos: Ariel Escalada,  Rodrigo Ortigoza, Lucas Tiesi, Lucas Regueira, Nahuel Aquino, Julian Fernandez, Claudio Topart, Lucas Gomez, Matias Bazan, Alan Galante, Santiago Bunetta, Martin Cativas, Fabricio Jara, Favio Brizuela, Joan Gimenez, Marcelo Barrios, Santiago Romano, Juampi Pussetto, Gabriel Gomez, Federico Musauer, Lucas Fusco, Enzo Moreno, Emiliano Vallejos, Luciano Fernandez, Gaston Navarro, Enzo Coria, Facundo Cortes, Jorge Sing, Claudio Curima, Damian Ramires, Rodrigo Carencio, Osvaldo Eber, Leonel Camo, Matias Verdun. DT: Tony Masioti.


De dicho conjunto de jugadores, nos pusimos en contacto con Gabriel Gómez, hijo de Christian “Gomito” Gómez, y pieza de este equipo que logró el campeonato, “el vestuario fue una fiesta, pero como jugamos de visitante, no estuvieron todos, este sábado que jugamos en el Poli ante Tristán Suarez vamos a estar y celebraremos juntos”, arrojó el “mini” Gómez.
Gabi Gómez, junto a su papá
Pasar de la Primera al Torneo Juvenil B, a principio de Temporada, pegó duro en los planteles de las inferiores, y Gabriel lo reflejó de la siguiente manera “Fue muy duro al principio, estábamos acostumbrados a jugar en predios lindos y este año nos tocaron canchas no muy “estéticas” en dónde se hacía difícil jugar, pero gracias al esfuerzo grupal se pudo salir adelante”. El campeonato se termina y Nueva Chicago, jugará nuevamente en la “elite” de las inferiores, motivo más que importante para festejar, “estamos muy emocionados por jugar en primera, obvio que al principio nos va a costar adaptarnos, pero con sacrificio, todo va a salir bien”
En un momento, se puso sobre la mesa la discusión de si para él está bien que según la actualidad de la Primera, dependa la categoría de las inferiores, a lo que el nacido en 1997 respondió “Es una pregunta complicada, puede ser positivo y malo a la vez, porque podés estar peleando el campeonato, pero si la Primera desciende vos también lo haces, o al contrario capaz que estás en los últimos puestos, y si conservan la categoría ellos, o ascienden, nosotros nos mantenemos en la A”.
Un refrán dice que las comparaciones son odiosas, y Gabriel Gómez, parece opinar igual, ya que por un momento dejamos a la octava de lado y le preguntamos por él en particular y su padre, “A veces se siente como un peso porque la gente va a espectar mucho de mi si es que llego, y capaz que no les voy a poder dar lo mismo que le da mi papa a la gente cuando juega, pero ya casi estoy acostumbrado a las comparaciones” confesó el juvenil.
Por último, al mejor estilo “entrevista a Maradona” le consultamos como se ve en un futuro, a lo que contestó “Mi sueño es jugar en la primera de Chicago, y lograr el ascenso con la verde y negra”…