viernes, 4 de octubre de 2013

UN PUNTO, Y A SEGUIR EN LA LUCHA

Chicago fue inferior a Platense, sufrió más de lo que se esperaba y apenas generó una situación de gol. Con esos ingredientes, cualquiera puede pensar en una derrota. Pero no. El “Torito” rescató un punto de Vicente López, más que nunca debe usarse ese verbo porque se salvó de conocer la derrota. Es que desde el pitazo inicial de Yamil Possi, el “Calamar” tuvo el dominio del juego, a través del juego por las bandas con Pablo Ruiz y Facundo Melivilo, asistidos por Rodrigo Pepe y Hugo Barrientos. El balón siempre fue marrón, en pocos momentos se tiñó de verdinegro. Ante ese panorama y las reiteradas situaciones de gol, llegó el tanto de la apertura. Córner del “Mudo”, cabezazo de Sebastián Matos en el corazón del área y por el segundo palo la empujó Daniel Vega. Un triunfo parcial merecido. Y pudo ser peor.

Con ese escenario, igualmente Chicago mantuvo el invicto. Parte de responsabilidad la tuvo Platense, que bajó la intensidad. Y también porque Mario Finarolli y sus dirigidos ajustaron detalles, encontraron las marcas y tuvieron más juego a partir del ingreso de Martín Caballero y Ezequiel Petrovelli. El lateral-volante uruguayo fue fundamental en la jugada del empate. Se asoció con Christian Gómez, quien volvió a dar cátedra en cómo resolver jugadas. El remate de Gomito dio en el travesaño, el rebote fue capturado por Castagno, que asistió a Montenegro para que empuje el balón hacia adentro del arco. Antes y después de la igualdad, el “Torito” sufrió varias llegadas del equipo local. Allí se notó la pericia de Germán Lanaro para defender la valla, ayudado por Tauber y por la falta de puntería de los delanteros de Platense. Fue un puntazo el que se trajo Chicago. Ahora, a corregir errores para vencer a Barracas Central y seguir prendido en la lucha por el campeonato.