sábado, 29 de marzo de 2014

EL CUCO DE UNOS CUANTOS


Montenegro festeja el segundo tanto de Chicago
Nueva Chicago venció este mediodía a uno de los candidatos del torneo, Platense, que no supo como parar a un verdinegro que viene afilado y no se detiene en su marcha y en su objetivo. Con tantos de Melo, en dos oportunidades, y Montenegro pasó esta difícil prueba e hizo ilusionar más que nunca a todos sus hinchas que cantaron los 90 minutos y se fueron con una sonrisa a sus casas. Ah, además, Atlanta jugó ante Comunicaciones, no supo controlar la presión de tener que ganar para quedar a tres, y empato en 0 con el cartero. Cómo dice la famosa banda Salta La Banca, Chicago es el cuco de unos cuantos…
El conjunto de Pablo Guede hoy no desentonó y ante un equipo de grandes “figuritas” para la categoría, se plantó en su propia casa y desde el minuto 8 comenzó a proyectar lo que sería una verdadera fiesta futbólistica, porque Christian Gómez vio a Melo en la banda derecha, le dio una asistencia perfecta y el juvenil, sin que le tiemblen las piernas, eludió a Flores y la mandó a guardar para que las gargantas verdinegras empiecen, de a poco, a quedarse afónicas.
Sábado al mediodía, explotó Mataderos
El toque característico de Chicago no faltó y base a eso fue abriendo a la defensa visitante que no podía parar el aluvión de camisetas verdinegras que iban a la hora de atacar, Caballero por un lado, Scifo por el otro, Gomito junto a Francou por el medio, Melo y Montenegro arriba, imposible de ponerlos en jaque. El verdinegro hacía su juego y a los 30 tuvo su segunda recompensa, tras un centro de Adrián Scifo que dejó sólo a Andrés Montenegro para que pueda definir sin inconvenientes ante el 1 calamar que no pudo hacer nada.
El primer tiempo se esfumaba y los conducidos por Méndez se encontraban en coma, sin reacción alguna porque el local, los pasó por arriba y hasta les hizo precio con el resultado.
Baldunciel y Melo, pibes del club, festejar el tercer gol
El complemento cambió unos minutos la situación. Porque el conjunto de Vicente López metió variantes y a los 57 minutos Melivillo, que había ingresado, sacó un zapatazo de afuera del área que se clavó en el ángulo derecho de Daniel Monllor, que hasta ese momento, no había tenido participación alguna en el juego, 2-1 y… ¿A sufrir? No, para nada, el torazo de Mataderos en ningún momento sintió el vértigo de que le empaten el encuentro y siguió disputando el mismo como si nada hubiera pasado, controlaba la pelota con Farías y de ahí arrancaba a elaborar su ataque.
Baldunciel, Barbona y Acosta, todos cambios ofensivos, le dieron más frescura al ataque local y ante unos defensores marrones que no tuvieron un gran día, se hicieron un festín.
El tiempo corría sus últimos minutos, la ansiedad porque Vigliano pite el final del encuentro estaba más
Porque los jugadores, me van a demostrar...
presente que nunca, pero faltaba algo más, y era el premio final, que llegó de la mano, una vez más, de Alejandro Melo, cuando sin pensarlo fusiló a Flores para liquidar el partido en dónde un Platense que se armó para pelear cómodo arriba, se asustó y no pudo ni siquiera darle unos minutos de pelea a este Chicago que, desde que asumió Guede, está intratable y gana con superioridad. Para colmo, Atlanta jugó con el resultado del líder estampado, no pudo controlar sus nerviosismos y sacó de Agronomía un tibio 0-0 que lo deposita a cinco unidades del verdinegro.
Fecha ideal, para que la gente se ilusione más que nunca y que disfrute de una semana perfecta. El sábado que viene vendrá otra final, de las 10 que quedan. Será ante el siempre difícil Barracas Central. A seguir así verde querido!!


FOTOS DEL PARTIDO