martes, 11 de marzo de 2014

NADA ES PARA SIEMPRE

 
Y un día Nueva Chicago no ganó… pero siguió sumando, ya que en su visita al Carlos V, en Jauregui, empató ante Flandria sin goles. El torito cortó una seguidilla de ocho victorias consecutivas y pese a sumar un punto que lo deja como puntero del campeonato (hasta que juegue Atlanta), y que en los últimos minutos haya levantado su nivel, quedó un sin sabor que habrá que pasarlo rápido, para ponerse al 100% contra Los Andes.
El conjunto de Guede, no pudo encontrarle la vuelta al partido y se encontró con un Flandria que se acomodó bien en el fondo y de contra intentó lastimar a un Chicago que no fue fino en sus pases como en los anteriores partidos.
“Se pararon muy bien en el campo de juego”, fue unas de las frases que lanzó el DT del torito tras finalizar el partido. Es que Flandria no especuló. Intentó atacar y quebrar el cero en el primer tiempo, superó al verdinegro pero una buena tarde de Monllor y una firme actuación de la defensa provocaron que el objetivo del Canario no pueda ser cumplido.
Los once toros en cancha
Tras los 15 minutos de descanso, Flandria, último en el torneo con 18 puntos, se conformó con el punto ante el líder del certamen y no se puso colorado a la hora de meterse atrás y hacer tiempo en cada pelota que se iba fuera del campo de juego.
Chicago no encontraba el rumbo, pero tras el ingreso de Christian Gómez, la pelota fue pura y exclusivamente para los de las camisetas verdinegras. El torito se hizo dueño del partido y a puro amor propio, e intentando por las bandas, tanto con Martín Caballero, por izquierda, como con Adrián Scifo, por derecha, intentó ponerse en ventaja, pero las situaciones de riesgo ocasionadas, no tuvieron efecto en el marcador, un cero inamovible y que con el correr del tiempo parecía cada vez más difícil de romper. Pero Chicago lo intentó, con los ingresos de Baldunciel por Fattori y Francou por Melo, los oriundos de Mataderos se volcaron al ataque y, con el pie intacto de Gomito, más el atrevimiento del “chuky” inquietaron más de una vez al arco de Griffo, pero sin éxito alguno.
Se dejó la vida
El juez Mastrangelo, pitó final y el sabor más amargo que dulce se hacía presente en la visita, debido a los últimos rendimientos que había obtenido este equipo. La vara estaba muy alta, y hoy por cansancio, buen planteo del rival que también juega, los tres puntos no pudieron ser posibles.
El camino es largo y tendrá piedras, no hay dudas. Ésta sigue siendo la manera más directa de llegar al final con las ilusiones intactas. DALE VERDE QUE NO HA PASADO NADA!
El próximo desafío será el martes que viene, 18/3, a las 15hs, en Mataderos, ante Los Andes y por TV.