sábado, 19 de abril de 2014

TRIPA Y CORAZÓN


Que salen a ganar, quieren salir campeón...
 “Até con tripa mi corazón, sin más que eso salí a la cancha” recita una conocida canción de La Renga que vine como anillo al dedo para comentar el encuentro que disputó y ganó ayer por la noche Chicago ante Almagro en Villa Raffo.
En la previa, Almagro se puso el traje de “cuco” y prometía cortar la racha victoriosa como lo hizo en las últimas dos oportunidades, pero el conjunto de Guede no se achicó, dejó de un lado el buen juego que estila semana tras semana, y sacó a relucir la garra, el compromiso por la camiseta y el orgullo propio de este plantel.
Así fue como el verdinegro, en una cancha complicada y en mal estado, supo cómo encontrarle la vuelta a un tricolor que tuvo varias situaciones de riesgo, pero por mala puntería y buena reacción defensiva, no pudo quebrar el 0.
En cambio Chicago metió, puso el cuerpo, luchó incansablemente y tuvo su premio. A los 12 minutos el eterno Christian Gómez supo aprovechar un tiro libre a favor, sacó un misil y la pelota rebotó en Ianero, defensor local, y se metió para gritar el primer tanto de la noche.
Melo en el suelo, muchas patadas
recibió el 7 verdinegro. Aguanto todo
A partir de ese momento, Almagro impulsado por su gente se encegueció y busco el empate de cualquier forma. Muy desordenado y a las apuradas intentaba desequilibrar, pero el fondo verdinegro mostró actitud y el tridente de Escudero – Lanaro – Farías, respaldados por Scifo, Sainz y Bochi, estuvo a la altura de la circunstancia.
En el complemento, no se modificó la ecuación, Chicago intentaba de contra con un Montengro intratable, que más allá de no haber convertido, realizó un trabajo de hormiga, retrocediendo hasta el medio campo, yendo a buscar cada pelota. El 9 cumplió una buena actuación y, al igual que gomito, parecía un pibe de 20.
Chicago lo festeja, Almagro lo sufre.
El ingreso de Acosta y Fattori le dieron más aire al equipo, que juega en un nivel muy alto, con mucho desgaste físico.
Almagro tuvo el empate, pero esta vez, la suerte fue verdinegra, poste y rechazo de Lanaro para respirar hondo. Pero hubo que sufrir, porque eso marca, o marcaba, nuestra historia.
Recién a los 94 minutos, el desahogo fue total. Pase en profundida de Scifo para Barbona que elude a Centeno, y sin ponerse nervioso, definió para sellar el 2 a 0 y el ¡triunfazo! en Villa Raffo.
Con esta victoria Chicago alcanzó a cosechar 40 puntos de los últimos 42 en juego. Campañon de este equipo dirigido por Pablo Guede que ayer demostró que también le sobra garra y sacrificio. 
El martes se vendrá otra final en Mataderos, ante Chacarita a las 15.05 por TyC Sport. ¡VAMOS CHICAGO!.


 IMÁGENES DEL PARTIDO