¡QUIERO VALE CUATRO!

Luego de perder el invicto ante Platense, Chicago se repuso con una goleada: fue 4-1 a Gimnasia de Mendoza en Mataderos con tres goles de Sánchez Sotelo y uno de Franco. El Torito quedó como único líder.



Walter Perazzo pateó el tablero para recibir a Gimnasia de Mendoza. Cambió el esquema (dejó el 4-2-3-1 y optó por un 4-4-2) y metió tres cambios: adentro Scifo, Miceli y Franco en lugar de Vivas, Palmieri y Mater. La pesadilla de Vicente López, donde Chicago perdió el invicto ante Platense, dejó secuelas y enseñanzas. Entonces, el técnico buscó mayor resguardo en las bandas al modificar el dibujo táctico y aumentó la presencia ofensiva con un doble nueve. Y le dio resultado...

El ingreso de Franco causó que Sánchez Sotelo se moviera con mayor comodidad en el frente de ataque. El "Lobo" se sintió suelto, libre y acompañado. A los 5', el 9 envió un centro que el ex Aldosivi, en su debut como titular, envió adentro del arco. A pesar de la derrota parcial, el conjunto mendocino se acomodó y comenzó a complicar con la movilidad de Cucchi y la presencia intimidante de Sebastián Matos. Sin embargo, allí estuvo "Gorila" Silva para ahuyentar cada aproximación o sino el travesaño volvió a jugar a favor del "Torito", como en el final de la primera parte tras una volea de Cucchi.

Chicago jugó al ritmo del "Pitu" González, quien arrancó sobre la izquierda en una línea de cuatro mediocampistas y luego se movió con libertad. El 10 volvió a mostrar esa versión desequilibrante previa a sufrir un desgarro y con sus gambetas, más la potencia de Franco y la dinámica de Sánchez Sotelo, estuvo cerca de ampliar la ventaja, aunque el local se encontró con un despeje heroico de Lucas Fernández y algunas definiciones imprecisas de JSS9, que ya tendría revancha.

Antes de los tres goles del artillero verdinegro, llegó el empate de Gimnasia. Se jugaba el segundo minuto del ST cuando García clavó el 1-1 con un remate desde afuera del área. En ese momento, se impuso el equilibrio y la paciencia del local. El equipo de Perazzo tomó riesgos y logró el objetivo: Martínez, por el centro, asistió al 9, que definió de zurda para el 2-1. Un ratito después, hubo una combinación entre el "Lobo" y Franco, pero Márquez rechazó en la línea. Enseguida, Sánchez Sotelo se metió en el área y Lugo le cometió penal. Fue el propio 9 quien convirtió el 3-1. Y sobre el final, con el pie derecho, selló el resultado. Una goleada que deja atrás la derrota con el "Calamar" y en la cima de la tabla, hasta que hoy juegue Sarmiento de Junín ante Arsenal. 

-Fotografía: Florencia Espíndola.

SHOW DE GOLES












AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO