sábado, 3 de septiembre de 2011

Fecha nº5 vs Brown de Adrogué

Derrota dolorosa en Mataderos

 En un mediodía de verano en Mataderos, Nueva Chicago recibió a Brown de Adrogué por la quinta fecha de la Primera B Metropolitana.
Pese a la incógnita de quien sería el “ocho” en el conjunto local, podía ser Vinaccia, Scifo o Bochi, Mario Finarolli se decidió por Roberto y volvió a colocar a tres “cincos” en la cancha. El comienzo del encuentro fue muy friccionado en el medio, con pocas llegadas al arco por ambos equipos. Recién la primera de Chicago fue promediando los 25 minutos cuando Roberto Bochi le pegó desde afuera y fue contenida por el arquero fácilmente. El equipo visitante no parecía desesperado por ganar el partido, estaba claro que, como la mayoría que viene a esta cancha, se conformaba con el 0 a 0 y de última, ganarlo de contra. Así se fue el primer tiempo con pocas llegadas y un verdinegro sin ideas.
El segundo tiempo tuvo a un Brown más atrevido y con ganas de llevarse los tres puntos, pero gracias a unas pares de atajadas de Agustín Gomez los de Adrogué no pudieron sacar ventaja durante gran parte del segundo tiempo. El torito no tenía reacción iba para delante bajos los hilos de Serrano pero a la hora de definir, los delanteros se mostraron pocos precisos. El regreso al primer equipo de Cristian “Gomito” Gomez cambió el partido, pese a no estar 100% bien fisicamente, su magia parece intacta y parecía que el gol estaba para Chicago estaba al caer.
Pero un error de Damián Castagno que le pica mal la pelota y rechaza incorrectamente, ocasionó la avivada del delantero visitante que fue en busca de la pelota y Damián para recuperarla se tiró al suelo y terminó convirtiendo un clarísimo penal que Gastón Grecco lo cambió por gol a los 88 minutos. El resultado pareció injusto ya que ninguno de los dos creó situaciones como para llevarse los tres puntos. Pero el fútbol es así, no trata de merecimientos, sino del más astuto y del que comete menos errores. Esta tarde ese fue Brown de Adrogué.