domingo, 26 de agosto de 2012

SE LO LLEVÓ EL TIBURÓN

Saludo "clásico" ya que el público de Chicago no pudo ir
 En un partido parejo, con un tiempo para cada uno, Aldosivi no perdonó las chances desperdiciadas por Chicago en el complemento, y se quedó con los tres puntos en su casa, situación que lo deja como líder del certamen junto a Sarmiento de Junín.
La ciudad de Mar del Plata, recibió a Nueva Chicago con mucho frío y con una llovizna que molestaba, más de lo que mojaba. Esto fue una constante en todo el partido hasta tal punto que a mediados del segundo tiempo un lindo arco iris reposó sobre el Minella.
En lo que respecta al partido, Mario Franceschini movió la estantería y con respecto al partido pasado ante Gimnasia de Jujuy, el DT realizó dos cambios en el 11 titular, ya que introdujo a Lago por Testa y a Castagno por Scifo (que no fue ni al banco). La banda derecha estaba renovada y por ahí Chicago buscó tener la llave para afrontar los ataques, pero el conjunto de “Teté” Quiroz, no se quedó en el molde y salió a aplastar al verdinegro, es por eso que ya desde los 13 minutos se encontraba arriba en el marcador tras un buen cabezazo de Nasif que la colocó en el otro palo de Monllor. El torito intentaba por sus bandas y por esta vía, desbordar y tirar el centro atrás, tuvo tres chances, la primera no llegó Ramirez que golpeó fuerte a Campódonico, la segunda fue de Gomito que no alcanzó a “acariciar” la pelota, y la tercera, finalmente, dio rédito, y el protagonista fue Ezequiel Petrovelli, que de taco, aprovechó y estampó el 1 a 1, para ir al vestuario de otra manera.
Todos saludan a Petrovelli por su gol
En la segunda etapa, Chicago vió un poco de luz, y con un gran partido de los cuatro encargados de los laterales, tanto ofensivos como defensivos, es decir Lago y Castagno, por derecha y Ramirez junto a Banegas por izquierda, el verdinegro supo generar situaciones de ataque pero que se veían ofuscadas por la baja estatura del 9 de Chicago que contra dos defensores, muy pocas veces logra el objetivo de ganar el cabezazo, es por eso que a la cancha entro Raúl Becerra, que ante Defensa y Justicia había cumplido, pero esta vez su rendimiento no estuvo acorde de lo que puede dar, es más tuvo bajo su suela la jugada más clara del partido, una contra comandada por Gomito que gentilmente le traspasa a Becerra, pero en esa gentileza que da el “10” la pelota empieza a picar por demás descolocando al recién ingresado y provocando que le pegue de mala manera, y de esta manera, la tire por encima del travesaño, de no creer.
Esta situación despertó al “verde amarelo”, que contaba con un jugador de menos tras la expulsión a los 58 minutos de Galvan por una tremenda patada a Lemos, y fue para adelante, y al igual que en el debut en este Nacional ante Defensa y Justicia, Nueva Chicago vuelve a sufrir un gol que proviene de una serie de rebotes en el área, que es capturada por un rival, en este caso Ramis la desvió, y entra en nuestra meta…
Terminó el partido y Becerra no lo puede creer
Esta conversión fue echa a los 84 minutos, provocando un bajón anímico difícil de superar, Moreyra paso de 9 junto a Becerra, pero nada se pudo hacer, el resultado estaba plasmado y el ingreso de Mosca por Becerra, entorpeció más las cosas ya que el ex Arsenal, no logró meterse de lleno en el partido y no pudo cumplir un buen debut con la verdinegra, condiciones le sobra, y con el correr del tiempo seguro lo demostrará.
Gianini, árbitro del encuentro, marca el final del partido y el equipo local delira, ya que en un momento se vio complicado, pero Nueva Chicago perdonó y lo pagó caro…