miércoles, 28 de noviembre de 2012

CON LAS MANOS VACÍAS

 El lunes Nueva Chicago visitó a su par de Almirante Brown en Casanova, con la esperanza intacta de que, consiguiendo un buen resultado, el torito salía de los promedios de descenso, y le ocasionaba grandes problemas a sus rivales directos.
Pero en la tarde soleada, Chicago fue perdiendo el juego, la actitud, y las chances de gol, no se encontró el equipo que venía cumpliendo grandes actuaciones en los anteriores partidos, y de esta manera, el aurinegro, de la mano de su figura Chavez, golpeó a un toro que no tuvo mucho para ofrecer.
En el primer tiempo, los dirigidos por Bernunccio ilusionaron al público verdinegro que, en su mayoría, debió escucharlo por radio, debido a que tenía el acceso restringido y no fue por TV, aunque muchos poco les importo, fueron a la tribuna local, o aún más ingenioso, recibieron al equipo desde el cielo, con una avioneta que tiró papelitos verdes y que cantaba el clásico tema “De mataderos vengo…”, en fin, una demostración más de fidelidad verdinegra, y van…
El ingenio verdinegro más latente que nunca
Pero por estos momentos, dejaremos de lado el orgullo que nos da llevar estos colores en el alma, y nos enfocaremos, o eso trataremos, en el partido, que tuvo a un Julio Serrano y Christian Gómez de muy buen primer tiempo, pero que no pudieron generar situaciones peligrosas, apenas hubo una para el verdinegro, centro de Mosca y cabezazo de Becerra que por poco no entro.
La segunda etapa fue contundente, al minuto Acosta, abrió el marcador para Almirante y el trámite fue totalmente diferente. La visita entró en desesperación e intentó lastimar, pero el travesaño le impidió al negro Serrano, poner en tablas el partido.
Bernuncio decidió colocar un delantero más, pero para eso, sacó al volante de creación, a Christian Gómez y colocó a Ariel Carreño, que tuvo una actuación poco destacada sin destellos. Doce minutos después, le tocó salir, al otro icono dentro del campo de juego, Julio Serrano, que fue suplantado por Adrián Scifo. Ya sin los “más grandes” se vino el segundo y último golpe, que lo dio el mejorcito de la cancha Chavez.
Desde ese minuto, lo que restó del partido estuvo de más, o mejor dicho, fue para peor, porque Damián Lemos recibió su 5ta amarilla y Juan Barreña se fue expulsado, por lo que ninguno de los dos estarán ante Douglas Haig este sábado a las 17hs, donde Nueva Chicago tendrá una finalísima en Mataderos… VAMOS VERDE!