lunes, 5 de agosto de 2013

ARRANCÓ UN NUEVO DESAFÍO


Tras el doloroso descenso a la B Metropolitana, Nueva Chicago comenzó ayer por la mañana, el duro desafío de volver al Nacional B.
El primer rival de este camino, fue uno de los que a priori, estará dando lucha en los puestos de arriba, Atlanta.
El conjunto bohemio no se abatató pese al gran marco en el República de Mataderos, y fue en busca de los tres puntos. Situación que logró conseguir por unos minutos ya que Marcos Godoy supo adelantar a la visita a poco del final del primer tiempo.
Chicago apoyado por su gente, carecía de ideas, pero iba al ataque mediante Alejandro Melo, juvenil de tan sólo 17 años y que disputó un gran partido. Pero la velocidad y el atrevimiento del pibe, no fueron suficientes y el verdinegro se fue en desventaja al entretiempo.
Ya en la segunda etapa, el planteo fue otro. Finarolli acomodó sus piezas y Christian Gómez, comenzó a elaborar juego con Martin Peyran, una dupla que resultó ser explosiva y que alcanzó su punto máximo a los 60 minutos, cuando un pase del goma, habilitó a Peyran y éste luego de desbordar se la dejó servida a Andrés Montengro, que en su debut con la verdinegra, sólo debió empujar la pelota para convertir su primer gol en Mataderos.
La cancha estuvo repleta, como de costumbre...
El gol repercutió en el equipo que se animó a más, los ingresos de los juveniles Chuky Baldunciel y Alejandro Melo, le propinaron a Chicago más riesgo en el área rival.
Es cierto, que así como lo tuvo para ganar, también lo tuvo para perder, ya que los de Villa Crespo contaron con situaciones que fueron contenidas por Tauber y por el travesaño en una ocasión.
Es por eso que en el trámite del partido, el empate les calzó justo a los dos y fue lo reflejado en el campo de juego…