sábado, 3 de mayo de 2014

CORAZÓN VALENTINO


Gomito festeja su tercer gol y se lo dedica a su hijo, Valentino
 Bajo la batuta del reciente padre Christian Gómez, Nueva Chicago volvió a dar cátedra de fútbol. Con corazón, vlentía y buen pié, liquidó el encuentro en tan sólo un tiempo ante un Fénix que viene realizando una gran campaña y es el equipo más goleador del certamen. Con esta victoria, Chicago quedó a 11 de Temperley que jugará mañana ante Barracas, y el próximo domingo enfrentará al verdinegro en lo que será una verdadera final.
Rojas, rojísimas, quedaron las palmas de las casi 20mil almas que estuvieron presentes en el República de Mataderos. Es que Christian Gómez volvió a brillar y de su mano el torazo volvió a encontrarse con los tres puntos y se encamina, más firme que nunca, hacia el campeonato.
De arremetida, Pablo Guede sorprendió a propios y ajenos con su planteo. Hizo un cambió táctico adelante colocando a Gómez de falso nueve y sacando a Montenegro, que a la larga dio resultado, ya que el reciente padre de Francesco Valentino Gómez, capturó un centro por la izquierda de Martín Caballero y casi de volea impactó la pelota y colocó, a los 32 minutos, el 1-0 parcial para que la tribuna empiece a disfrutar de la venidera goleada. Fénix, con uno menos desde los 19 minutos por la expulsión de Cerutti, intentó lastimar al arco defendido por Nicolás Tauber, pero la defensa volvió a mostrar la solides que venía teniendo e impidió que la visita consiga anotar.
Penal y ¡gol! para Agustín Farías. Más que merecido
Cuando todo parecía que el primer tiempo moría en un uno a cero, otra vez apareció Gómez que entró al área y fue derribado contundentemente, provocando un penal que fue ejecutado por Farías y convertido en gol. El segundo en el torneo para el ex Almagro. Pero no era todo, aún había más, ya que a los 45 el “10”, ese hombre de 39 años, otra vez hizo de las suyas. Arrinconado y molestado en el área chica no tuvo mejor idea que picársela al defensor y arquero rival, para que lentamente la pelota ingrese dentro del arco y los hinchas estallen en emoción y ovación. Tres a cero y al descanso.
El partido pintaba para más, pero en el complemento Chicago bajó el acelerador. La visita, vestida de “rosa”, se conformó con el resultado, y el local se hizo dueño del juego. Guede metió a Petrovelli, Francou y Fattori en lugar de Gomito, Barbona y Melo, para darle más aire a un equipo que disputó cinco juegos en 15 días, una bestialidad. Puedo aumentar tras una buena definición de Baldunciel, pero el juez de línea marcó off side y ahogó el grito contenido del juvenil verdinegro.
Festejan los jugadores, delira Chicago
Los minutos corrieron y el atractivo pasó más en las tribunas que en el campo de juego, dónde ya había un claro dominador. La gente está más ilusionada que nunca y tanto las dos populares, como la platea, entonaron juntas “Que de la mano, de Pablo Guede, todos la vuelta vamos a dar…”.
Mataderos es pura ilusión y es porque el domingo Chicago puede llegar a cumplir su objetivo, el ascenso. En la cancha la alegría de las tribunas se siente, y los once toros disfrutan dentro del campo de juego. Chicago ganó, bailó y se acercó al título. ¡VAMOS CHICAGO!


IMÁGENES DEL PARTIDO