sábado, 13 de septiembre de 2014

NO SIEMPRE GANA EL QUE PEGA PRIMERO

Barbona festeja su gol
 Nueva Chicago venció hoy por la tarde en Pergamino, 2-1 a Douglas Haig con tantos de David Barbona y Matías Escudero. Victor Gómez puso la ventaja parcial para el fogonero que no lo pudo mantener tras una buena actuación de los dirigidos por Labruna.
 Con necesidades. Así llegaron ambos equipos a esta séptima fecha del torneo de transición de la B Nacional. Por el lado del conjunto de Guglielmimpietro venían de caer 3-0 ante Gimnasia de Jujuy en el Norte, mientras que la visita hacía cuatro encuentros que no conocía la victoria con tres derrotas al hilo y un empate. Ante las urgencias fue Chicago quién ganó la pulseada, porque supo cómo encarar el partido desde el minuto cero, aún cuando el marcador era desfavorable. El verdinegro manejaba la pelota e intentaba lastimar por las puntas para que luego Matos haga el trabajo sucio en el ataque. Pero una contra de Douglas no perdonó y a los 22 minutos Victor Gómez superó a Sainz y se la picó con mucha calidad a Alejandro Sanchez que quedó desarmado en el piso. 
El once titular que salió en Pergamino
Con el uno a cero arriba el panorama parecía ponerse cuesta arriba, pero David Barbona se cargó el equipo a hombros y fue el estratega para llegar al empate a los 33 minutos, cuando recibió un pase de Christian Gómez y, desde afuera, remató con potencia y puntería, dejando sin posibilidad de salvar su valla a Perafán. Con el marcador en empate, mucho más justo que la derrota, se fueron ambos equipos al vestuario. 
Ya en el complemento el trámite del partido se hizo más accesible para la visita. Los hinchas rojinegros comenzaron a impacientarse y murmurar cada vez que un jugador suyo perdía la pelota. Los nervios aumentaban con el correr de los minutos y el conjunto de Labruna jugó con dientes apretados, yendo a cada pelota como si fuera la última y con mucha serenidad a la hora de atacar, traspasándose la pelota entre los volantes para luego buscar el hueco y enviársela a Ruiz, Matos o Gómez. Con el cerebro de Christian más la buena presencia de Escudero en el área rival llegó el segundo tanto, porque el 10 ejecutó un fierrazo de tiro libre y el defensor central sólo corrigió el camino para estampar la remontada a los 62. 
Escudero corrige el remate de Gómez y estampa el 2-1
Con casi media hora para jugar, De La Fuente ingresó por Lemos que se retiró un corte profundo, por suerte nada grave, Maidana remplazó a Gómez y Gagliardi al Mudo Ruiz. Los cambios generaron más control en el medio campo impidiendo que los creadores de juego de Douglas se sientan cómodos. 
Los minutos corrieron y el local fue bloqueado por Chicago que cambió su forma de jugar, corrigió errores y se notó. Tres puntos importantísimos y que le dan una bocanada de aire fresco a un equipo que venía de capa caída. Ahora habrá que redoblar la apuesta y buscar la segunda victoria consecutiva, esta vez en casa el miércoles a las 15.30 ante Boca Unidos.


IMÁGENES