martes, 9 de diciembre de 2014

LOS DESEMPATES, SIN PÚBLICO


Aquí, Nueva Chicago jugará ante Aldosivi este jueves a las 17
Finalmente se dio a conocer hoy por la tarde que los desempates entre Nueva Chicago, Aldosivi y Gimnasia de Jujuy, por un lado, y Huracán – Atlético de Tucumán por otro, serán a puertas cerradas en lo que demuestra, una vez más la incapacidad de administración que tienen los Organismos de Seguridad.

Una vergüenza más y van… y el perjudicado siempre es el mismo. El hincha que quiere ver nada más y nada menos que a su equipo retornar a Primera. En el Torneo pasado en la B Nacional sucedió algo similiar, salvo que aquella vez quienes se enfrentaron en La Plata para desempatar fueron Independiente y Huracán. Para ese partido, se montó un operativo especial y se jugó con gente de ambas parcialidades. Este domingo, al finalizar la reunión en AFA, todo indicaba que se repetiría la historia, pero hoy por la tarde, la Seguridad (ese es el nombre adoptado, no hay persona física que se haga responsable de la decisión) bajó el pulgar y las finales se disputarán a puertas cerradas, sin aliento, sólo con las voces de los protagonistas, creando así un clima desolador y triste.
En Córdoba, Chicago jugará el lunes (si gana), o el viernes
(si pierde o empata) ante Gimnasia de Jujuy. Será a las 20.15
Sin dudas es un hecho lamentable y que los hinchas genuinos, esos que pagan su cuota día a día, que dan la vida por los colores, no podrán verlo desde la cancha, pero si por la Televisión, un hecho que al hincha le importa poco, ya que le quitaron de las manos la ilusión de ir a ver a su club. Estos hechos lejos están de prevenir. Los Organismos nos dicen en la cara que son inoperantes y que no pueden controlar a la gente, pero siguen ocupando cargos de real importancia para nuestro país.
Sabemos que pese a expresar nuestros sentimientos como hinchas, poco vamos a poder hacer, pero no por eso nos queríamos quedar callados. Que más lindo que ir con tu viejo/a, tu tío/a, tu hermano/a, CON TU FAMILIA. Cada vez estamos más alejados de nuestro lugar de pertenencia, mientras que otros se encuentran más cerca y no se hace nada para evitar esto.
Una pena, de la cual parece que ya estamos acostumbrados…