lunes, 6 de junio de 2016

SE CORTÓ LA RACHA


 Nueva Chicago cayó ayer por la tarde en Corrientes ante Boca Unidos que golpeó de arranque en el segundo tiempo y se quedó con los tres puntos en su casa, lugar dónde nunca conoció lo que es perder en este torneo.

El conjunto de Alejandro Nanía comenzó el cotejo, “tímido” y con poca llegada al arco de Henricot, mientras que los de Paolo Montero le dieron bastante trabajo tanto a la defensa como al Oso Sanchez, aunque el arquero y la línea defensiva supieron controlar a la pesada dupla de ataque correntina comandada por Jorge Achucarro y Cristian Nuñez. Del lado de la visita, apenas escuetas llegadas de parte de Maximilano Brito que contó con dos ocasiones pero no las supo aprovechar el delantero uruguayo ya que en la primera Ricardone, le bloqueó el remate y en la segunda, no llegó a conectar con la pelota.
Ya en el complemento, el aurirrojo se puso en ventaja al instante, ya que a los siete minutos y luego de un centro desde la izquierda, la pelota pasa por arriba de Monteagudo y Achucarro se encontró solo con el balón para mandarla, con la testa, al fondo de la red. Doce minutos más tarde y tras otro centro al corazón del área, Ricardone aprovecha un despeje corto de Thomas Paschetta y de volea, deja sin respuestas a Sanchez que pese a su estirada, no llegó a tapar el remate que significaría el dos a cero para los dueños de casa.
Nanía puso toda la carne al asador y metió en cancha a Aranda, Quintulen y Rizzo, mientras que Paschetta hizo las veces de delantero central. Todo valía para llegar, por lo menos al descuento, que finalmente iba a dar sus frutos. El Torito se hizo dueño de la pelota y metió en su propio arco a Boca Unidos que creía tener todo controlado. Bajo la suela de Federico Fattori, Matías Vera y Nicolás Gimenez, Chicago intentó a más no poder y fue recién en el minuto 83, cuando Gimenez ve el hueco justo para cedérsela a Rizzo y que el delantero defina rápidamente dejando sin resistencia al portero local.
Los nueve minutos restantes, ya que Argañaraz añadió cuatro, no alcanzaron para un equipo que estuvo cerca pero desesperó a la hora de querer empatarlo, tal es así que el autor del único tanto visitante y que había ingresado en el segundo tiempo, Rizzo, se fue expulsado por protestar.
Los minutos corrieros y los pibes, que dejaron todo, no pudieron ante un equipo que se pone firme en su casa.  
Ahora el verdinegro deberá dar vuelta la página y pensar ya en su próximo compromiso, ante Crucero del Norte, el domingo a las 15.30 en Misiones.