CREMA DEL CIELO

Chicago llegó a lo más alto de la tabla: venció 1-0 a Atlético de Rafaela con gol de Esteban Orfano y logró la cuarta victoria consecutiva en el campeonato. El equipo de Perazzo tiene puntaje ideal... 


El estadio Monumental de Rafaela encerraba recuerdos oscuros para Nueva Chicago. Allí sufrió la peor derrota de su historia en 1995, al ser vapuleado 7-0. También fue eliminado del Reducido 2005, cuando lo dirigía Sergio Batista, y en 2008 se le escapó una victoria que -tiempo después- hubiese significado la permanencia en la B Nacional, a pesar de los 18 puntos de descuento. Hasta el viernes, el Torito nunca había logrado un triunfo en la ciudad santafesina en 11 partidos disputados. Pero este equipo que dirige Walter Perazzo cortó la racha. Frenó el derrotero para convertirlo en una victoria que le permitió alcanzar a Almagro en lo más alto de la tabla. Rafaela ahora tendrá otra sensación en la memoria, otro gusto, a crema del cielo...

El cuerpo técnico eligió cambiar el sistema. Dejó atrás el 4-2-3-1 que utilizó en las primeras tres fechas para adoptar un 4-4-1-1 con el ingreso de Leandro Teijo en el mediocampo, para contar con mayor presencia en la zona, en lugar de Facundo Mater, la figura ante Olimpo se quedó en Buenos Aires por una contractura en un isquiotibial. Esta variante generó que Almir Soto pase a la derecha, su puesto natural. Fue una lectura acertada por parte de Perazzo: el colombiano le ganó el duelo a Ángelo Martino, volante devenido en lateral. Y por allí se originó la jugada que derivó en el gol de Orfano a los 12'. 

Chicago tuvo 25 minutos muy positivos, donde impuso su juego. Una vez que consiguió la ventaja, el Torito repitió el comportamiento que mostró en los partidos anteriores, cerró las líneas y retrocedió algunos metros para apostar a los contrataques. Y allí empezó a sufrir porque Rafaela tuvo chances a través de remates de media distancia: primero Masuero pateó abajo y obligó a una gran atajada de Silva, luego Quiroga probó y pasó muy cerca del palo. La tónica se mantuvo en el segundo tiempo. La "Crema" buscó el empate y se repitió en envíos frontales para saltear las líneas defensivas de Chicago, que respetó el libreto: orden y progreso.

Entre Silva, que mostró una gran seguridad para cortar centros, la buena tarea de los defensores y un poco de fortuna apagaron la arremetida del elenco local, que dejó espacios. Allí apareció la sabiduría de Pitu González para distribuir y asistir a Sánchez Sotelo, que tuvo una noche muy activa, trabajó para el equipo. Nazareno Arasa no sancionó dos penales sobre el 9, uno en cada tiempo. Y encima, cuando el delantero contó con la chance de ampliar la ventaja mandó la pelota a la tribuna... Los últimos minutos se tornaron intensos porque Teijo fue expulsado por doble amonestación (aquí acertó el árbitro) y el Torito tuvo que aguantar. Perazzo mandó a Miceli y Monteagudo a la cancha para resguardarse. Pero faltaba el susto final: Ramírez, el mejor jugador de Rafaela, probó desde afuera del área y reventó un poste. Chicago sufrió, fiel a la historia, y se trajo tres puntos clave, para llegar a la cima.


AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO