UN BOMBAZO

En la última jugada del partido, Mitre le empató a Chicago con un tiro libre de Navarro, le cortó la racha de victorias como visitante y lo dejó sin la punta. Más allá del resultado, el "Torito" tuvo un muy buen desempeño colectivo y sigue por el camino ascendente en busca del ascenso a Primera.

Por Fabián Rodríguez 

Insultos al aire. Resignación. Miradas hacia el cielo y el suelo. Ésas fueron algunas de la reacciones de los jugadores de Nueva Chicago luego del empate agónico de Mitre, en el minuto 50 del segundo tiempo, con un golazo de Leandro Navarro. Sí, la "Bomba" hizo estallar a los hinchas locales y le privó al "Torito" la chance de obtener el triunfo (merecido) y alcanzar la cima de la tabla de posiciones. 

El resultado final no debe empañar el desarrollo. El equipo de Walter Perazzo jugó como lo debe hacer un equipo con pretensiones de vuelta olímpica: se adueñó del protagonismo en una cancha hostil en la que Mitre sólo perdió un partido de nueve jugados, manejó el balón, presionó y buscó el arco rival ante un adversario con buenas individualidades como Perafán, Navarro, Ruiz y Blanco. 

A Chicago le faltaron dos piezas fundamentales en el sistema defensivo como Jonathan Fleita (esguince de un tobillo) y Axel Juárez (lesión ligamentaria). A pesar de ello, la postura del equipo fue similar a la demostrada con Temperley en Mataderos: ambiciosa, valiente y con un circuito ofensivo fluido. Marcó personalidad con el liderazgo de Achucarro en el fondo, manejó los tiempos del juego a través del trabajo de Presedo, Miceli y "Pitu" González, y generó riesgo con la velocidad de Melo -hizo un gol y el poste le negó otro- y la movilidad de Sánchez Sotelo ante una defensa endeble. 


El otro punto alto, como de costumbre, fue Agustín Silva. El arquero respondió cada vez que Mitre lo inquietó con remates de media distancia de Ruiz, un mano a mano de Quinteros o centros frontales y cruzados. Además, el poste lo ayudó -otra vez- tras un toque sutil de Ismael Blanco. Si bien el dueño de casa falló en algunas resoluciones, la única forma que encontró para quebrar la resistencia del "Gorila" fue con un bombazo de Navarro, que el 1 llegó a rozar.

El "Torito" dejó la imagen de un equipo candidato. Tuvo las riendas del encuentro durante 80 minutos. En un campo denso, con una llovizna persistente, realizó un gran desgaste físico que lo llevó a retrasarse en la recta final debido al cansancio y el empuje local. Por ello ingresó Monteagudo para fortalecer el juego aéreo y darle movilidad por la banda izquierda en un "doble 3" con Diego Martínez. Perazzo apostó por el orden y la ocupación de los espacios -no tenía delanteros en el banco porque Franco está lesionado-. Y Mitre fue en busca de la heroica, y le salió con el tiro del final, luego de una infracción evitable de Soto sobre Navarro, que luego convirtió el 1-1.

Fue un bombazo para el ánimo, pero a no quedarse con esa imagen del final. Chicago cerró una gran campaña como visitante fuera de Buenos Aires: sumó 16 puntos de los 18 posibles. Una campaña inédita en la historia verdinegra. Ganó por primera vez en Rafaela y Jujuy, logró triunfazos en Puerto Madryn, Santiago del Estero (a Central Córdoba) y en Córdoba. Este equipo construyó una base que le permite soñar, un punto de partida desde el cual se proyecta como serio candidato al ascenso.

-Fotografía: Diario El Liberal de Santiago del Estero.


AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO