"SI PATEABA A LA DERECHA NO IBA A PODER CON LA CULPA"

Celeste Vigo, jugadora del fútbol femenino de Nueva Chicago, fue una pieza clave para que el conjunto de Rodolfo De Paoli consiguiera su primer triunfo en la Primera Nacional debido a que en el penal del "Pincha" le recomendó a Silva el lugar a dónde tirarse para contener la pelota. Lee el testimonio de la juvenil que estuvo mano a mano con Mundo Chicago.

Celeste mira atentamente el lateral ejecutado por Vivas


Por Federico Tallarico

Corrían los primeros minutos del complemento. Chicago, golpeado por el gol en contra en la última jugada, no lograba hacer pie y la visita se había agrandado. Para colmo, una jugada desafortunada termina siendo penal para los dirigidos por Diego Martínez, que se encontraban con la posibilidad de ponerse en ventaja en un partido que había sido adverso todo el primer tiempo. Es en ese mismo instante donde Vigo comienza a ser parte de este partido. “En el momento del penal, Silva pasó por atrás del arco y me pidió la pelota. Yo se la pasé y me preguntó: “¿A dónde patea?””, comenzó a relatarnos Celeste.

El contexto era complicado, un partido que venía siendo totalmente favorable para el "Torito" podía transformarse en una pesadilla y, en el medio, la decisión de tener que decirle a tu arquero a dónde tirarse. “Fue más intuición que otra cosa, aunque igualmente yo miré al jugador y no se, se me ocurrió en el momento que iba a patear a la izquierda y le apunté con la mano ese sector. Me miró y me dijo 'Bueno'”, explica la chica de 15 años.

Yael Falcón pitó y Gallegos se inclinó por ese lado. Agustín Silva, ni lerdo ni perezoso, estiró todo su cuerpo y allí, en su sector izquierdo, se encontró con la pelota para abrazarla y no soltarla más. Rápidamente el uno levantó su cabeza y se lo dedicó a la alcanza pelotas. “En el instante que la atajó me señaló desde el piso y yo no daba más de los nervios porque si lo pateaba a la derecha no iba a poder más con la culpa”, nos comenta entre risas y aún sin poder creerlo.

Silva le dedica la atajada a Vigo (Prensa Chicago).

La historia posterior ya la conocemos. Los dirigidos por De Paoli, empujados por el envión anímico, volvieron a hacerse dueños del trámite y tras un centro de Daniel Díaz, Valentín Viola estampó el 2 a 1 final que significó la primera victoria del torneo y un desahogo bastante importante para todo Nueva Chicago.

La delantera, que también se desempeña como ala izquierda en el futsal de nuestra institución, nos contó sus sensaciones al finalizar el encuentro: “Sufrí hasta el último momento y fue un desahogo el partido ganado. Al final me acerqué para saludarlo y estaba toda roja y con mucha emoción”.

El fútbol femenino es una actividad que crece a pasos agigantados en la Argentina y también en nuestro club, es por eso que ahora quienes alcanzan las pelotas detrás de los arcos y en los laterales son un mix de jugadores y jugadoras del Torito. Pese a que la actividad comenzó hace poco, el sueño de Celeste es claro: “Ojalá el mismo público que va a ver el masculino vea al femenino, solo de imaginarlo, ya me encanta”.

De esta manera se cierra una historia que sólo el fútbol te puede dar, en donde entre un arquero y la juvenil lograron, con fortuna e intuición, resolver en escasos segundos un problema para el equipo. Por suerte terminó con final feliz y hoy Celeste luce una sonrisa de oreja a oreja y se siente parte de esto. Por su parte, Silva -atajó su cuarto penal en el club- se ganó el aplauso general de todo el público presente y a virtud de reflejos y carácter logró sacar adelante una situación complicada. Felicitaciones para ambos.



AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO