UN DOLOR DE OJOS

Atlanta y Nueva Chicago igualaron 0-0 en Villa Crespo en un partido de bajo nivel y con escasas situaciones de riesgo. Así, el equipo de Forestello se llevó a Mataderos la primera unidad del campeonato, tras la derrota con Mitre de Santiago del Estero. Hubo una mejora defensiva con los ingresos de Minaglia y Fleita, pero sigue con dificultades en la generación.


Fotografía: Departamento de Prensa de Atlanta.


Nueva Chicago sumó un punto tras igualar sin goles con Atlanta, pero también sigue sumando dudas e incertidumbre. El “Torito”, por la segunda fecha de la Primera Nacional, visitó el León Kolbowski y, pese a que el resultado haya sido justo, el “Bohemio” hizo un poco más de mérito para llevarse la victoria, aunque el arquero Alan Minaglia y Jonathan Fleita supieron responder cuando se los necesitó.  

Al comienzo de la primera parte, el conjunto dirigido por Rubén Forestello parecía no tener ninguna idea con la pelota bajo sus pies, se equivocaban en los pases y no sabían cómo aproximarse al arco rival. Por otro lado, la defensa del “Torito” pareció inquebrantable. Supo defender con paciencia y le cerró todas las posibilidades de ataque al “Bohemio”. Sin embargo, más adelante, el equipo de Walter Erviti encontró el punto débil de la defensa verdinegra y, por la banda izquierda y derecha, logró ocasionarle peligro al “Verde”. Más tarde, los de Matadores dejaron jugar al contrario con total libertad, pero pasando la media hora de juego, éstos adelantaron la línea y presionaron al rival en la zona del medio, provocándoles varios errores a los jugadores de Atlanta. 

Para la segunda parte, Chicago siguió con la misma manera de juego con la que finalizó el primer tiempo. Presionó y, de contra, logró tener dos situaciones claras de gol: la primera, Sebastián Matos, de espalda al arco contrario, descargó para Alejandro Altuna, quien venía de frente y, sin parar la pelota, remató fuerte pero el balón se fue por arriba del travesaño; la segunda ocasión, nuevamente Matos, dio un pase para Alexis Vázquez, que lo dejó solo contra el arquero Francisco Rago, pero éste último ganó el duelo. 

De ahí en adelante, el “Torito” volvió a ser el mismo equipo que fue al comienzo de la primera parte y dejó jugar al rival, que entraba fácilmente, por las bandas, al área verdinegra. Atlanta tuvo unas seguidillas de jugadas paradas para abrir el marcador, pero Jonathan Fleita se mostró seguro ganando por arriba y alejando la pelota del peligro. Asimismo, el arquero Alan Minaglia respondió correctamente cuando tuvo que aparecer, tras un centro proveniente de la izquierda, que se estiró abajo al primer palo para mantener el arco en cero. 

Tras finalizar el encuentro, el “Yagui” Forestello analizó el partido: “En el primer tiempo tuvimos algunas dificultades, pero en el segundo nos mostramos más ordenados, nos adelantamos en el campo y creamos situaciones. Hay que ir sumando tranquilidad hasta que logremos resultados importantes”.

Chicago sigue sin ganar y continúa generando mucha incertidumbre. El plantel deberá seguir buscando una identidad, la cual parece estar muy lejos de la que se vio en la pretemporada de cara al campeonato. Al equipo le costó imponerse y demostró no tener ideas con la pelota. Por lo tanto, el “Torito” tendrá que cerrar el mes y comenzar abril con el pie derecho: el martes 30 recibirá a Chacarita por la fecha 3 de la Primera Nacional.

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO

AUSPICIAN A MUNDO CHICAGO